COLONIAS POPULARES DE TEPIC EN TOTAL ABANDONO

Luz Bernal Padilla

Es por todos conocida la situación que se vive en el mundo como consecuencia de la pandemia generada por el Covid-19: efectos económicos, de salud y hasta el sector educativo se ha afectado severamente. Ya nada es igual: la nueva normalidad nos ha orillado a modificar drásticamente nuestra conducta para evitar ser contagiados; sin embargo, los problemas de la sociedad ya existían desde antes de que la pandemia se hiciera presente y se extendiera hasta nuestro país.

Durante años la población de Tepic ha sido testigo de las obras gigantescas que están a la vista de propios y extraños, obras que sin duda son benéficas, como el Libramiento Norte que fue inaugurado en 2017 con un costo aproximado de 1,800 millones de pesos, cuya función es acortar distancias y lograr que los transportistas eviten cruzar por la ciudad; el paso a desnivel de La Cruz, con un costo de 55 millones, 985 mil, 722.85 pesos; la modernización de los bulevares Tepic-Xalisco, Aguamilpa, por mencionar algunos con inversiones millonarias que le dan un aire de desarrollo a Tepic.

Sin embargo, queda algo pendiente. Basta dar un pequeño recorrido por las colonias populares de la capital para darnos cuenta rápidamente que hay un estancamiento en el desarrollo que no va a la par con las obras antes mencionadas: las calles están en completa oscuridad, a esto le agregamos que la temporada de lluvias ha provocado que haya calles convertidas en enormes lagunas que son difíciles de cruzar, el camino para llegar a casa es un pozo tras otro pozo, así se vive en esta ciudad, la basura continúa sin ser recogida gracias a que los carros no pueden pasar, la ciudad es un caos en materia de servicios hacia los más desvalidos, hecho que contrasta con las obras de urbanización en los lugares céntricos, aun cuando la gran mayoría de la fuerza de trabajo que se emplea vive precisamente donde los problemas son más agudos.

Ante esta situación el Movimiento Antorchista ha venido denunciando y haciendo del conocimiento del Alcalde y funcionarios del gobierno municipal que es urgente y necesario que se atienda a las colonias populares, entrar y salir de casa es una odisea que a diario viven niños, amas de casa y ancianos que deben acudir a buscar el sustento o en busca de servicios médicos, por eso nuestra preocupación y nuestra lucha al respecto.

La vida de los obreros no es de felicidad como tanto vocifera el Presidente de la República, a quien le hacen segunda prácticamente todos los gobernadores: Antorcha va a las entrañas del pueblo y sabe que esto es un discurso vacío que pretende engañar a la gente, pero la realidad se impone siempre.

Hacemos un llamado a los habitantes de la capital que viven en situaciones similares a las antes descritas, los llamamos a organizarse y luchar de la mano de Antorcha y no dejarse engañar por las cortinas de humo millonarias que sólo nos hacen ver una ciudad bonita fuera de nuestra colonia, debemos comprender que también tenemos derecho a una vida mejor y por ellos vamos a luchar.