CAMBIO DE DIRIGENCIA EN LA UCAN

CON PRECAUCIÓN
Sergio Mejía Cano

La licenciada en Ciencias de la Comunicación Lily Cayeros solicitó licencia para separarse del cargo de dirigente general de la Unión de Columnistas y Articulistas de Nayarit (UCAN), por lo que citó a asamblea extraordinaria entre los integrantes de dicha organización periodística, para de acuerdo con los estatutos en vigor nombrar a un sustituto o sustituta en forma interina o en su caso nombrar de una buena vez a un nuevo dirigente.

La nueva designación como dirigente de la UCAN recayó por unanimidad en la persona del licenciado Ezequiel Parra Altamirano, quien de acuerdo a su larga carrera periodística que le ha dado una gran experiencia en el gremio del periodismo, así como sus buenas relaciones y conexiones con personajes de todos los ámbitos sociales como políticos, empresarios, del Arte y la Cultura, augura que la UCAN seguirá en la misma dirección en que la han llevado los anteriores dirigentes como don Pedro Jaime Batista, Marco Vinicio Jaime Vázquez, Fernando Gutiérrez Meza y Lily Cayeros, quienes trabajaron siempre bajo la bandera del “ejercicio y la defensa de la libertad de expresión”.

La UCAN, se ha caracterizado por ser una de las organizaciones periodísticas en Nayarit, con más presencia y opinión en todo lo que acontece cotidianamente tanto en la capital nayarita, como el estado de Nayarit, el país y el mundo entero, gracias a sus integrantes que no dejan de escribir para diferentes medios informativos, así como portales de internet.

Y si bien, como se dice coloquialmente, a Lily Cayeros le tocó bailar con la más fea, debido a las restricciones a las que obligó la pandemia, aun así la incansable licenciada Cayeros se dio a la tarea de convocar a reuniones en forma virtual apoyada gracias a la tecnología actual sobre comunicaciones; y cuando se abrió un poco el campo de las restricciones, organizó y llevó a cabo foros presenciales con los candidatos a diversos cargos de elección popular en las pasadas elecciones del 06 de junio. Hecho que enalteció aún más a Lily Cayeros que, a pesar de las restricciones, no se desanimó para invitar o ser invitada la UCAN a reuniones virtuales tanto con el Sector Empresarial, como del mundo político y personajes sobresalientes del Arte y la Cultura, y desde luego, con el Instituto Estatal Electoral de Nayarit (IEEN) y también a nivel federal con el Instituto Nacional Electoral (INE), mostrándose incansable Lily Cayeros, trabajando en bien de la comunicación y la información de los diarios aconteceres de la sociedad.

En esta asamblea en que se renovó la dirigencia de la UCAN, se recordó y se les guardó un minuto de silencio a los socios fundadores de esta organización periodística, de los que algunos ya no están con nosotros, como precisamente don Pedro Jaime Batista, don Jonás Flores Carrillo, don Manuel Stephens García, Francisco Cruz Angulo, Don Ramón Pérez Rentería, don Carlos Treviño Montemayor, César Adán Rentería, Rubén Rivas García y Francisco Paco Ocampo.

Así que, por decisión unánime quedó al frente de la UCAN el licenciado Ezequiel Parra Altamirano, quien fungió durante los primeros tres años como Jefe de Prensa en el sexenio del entonces gobernador de Nayarit, don Celso Humberto Delgado Ramírez (1987-1993), trayendo en su haber una larga experiencia periodística en el estado de Tamaulipas y que al dejar el cargo como jefe de prensa con don Celso, compitió y ganó la presidencia municipal de su natal Ixtlán, del Río, Nayarit, en el trienio de 1990 a 1993. Y una vez concluido su trienio, ha seguido laborando en el gremio periodístico, siendo Director del periódico Nayarit Opina, así como director de diseño, subdirector del mismo diario, llegando a ser un gran amigo del fundador y director general de los diarios Nayarit Opina y Vallarta Opina, además de la publicación Vallarta to Day, don Luis Reyes Brambila, quien infortunadamente ya no está con nosotros, pero que dejó un amplio legado periodístico que llega hasta Nayarit.

La UCAN, siempre comprometida con la libertad de expresión, se fortalece una vez más ahora bajo la dirección del licenciado Ezequiel Parra Altamirano, a quien se le desea buena suerte y mucho éxito, ya que, con su amplio repertorio de relaciones y conexiones en prácticamente todos los ámbitos de los sectores sociales de Nayarit, sabrá llevar el rumbo en el que los anteriores dirigentes de la UCAN la han llevado.

A la licenciada Lily Cayeros se le desea lo mejor de lo mejor y parabienes en sus nuevas metas.

Sea pues. Vale.