¡Un brincadero de la patada!

Zona sur//Francisco J. Nieves
La unión y después desunión de partidos políticos opuestos entre sí, así como la falta de ideologías y estrategias partidistas en ciertos candidatos, ha remarcado una grave confusión en el electorado, quienes podrían cobrar la factura a todos los partidos –principalmente al PRI, al PAN y al PT-, este 4 de junio, cuando se elija a los candidatos a gobernador, a diputado, a presidente municipal y a regidores.

En el sólido sur nayarita y seguramente en el resto del estado, se vive por primera vez un escenario no previsto, por lo que se auguran unas elecciones muy complicadas. Candidatos que ayer fueron del PRI, repentinamente cambiaron de bando. Panistas que decían estar convencidos de sus tesis, hoy se ladean hacia la izquierda; perredistas y petistas que odiaban al PAN, ahora lo defienden “a capa y espada”.

Los electores están muy confundidos. La metamorfosis política está en todo su apogeo. Se perdieron los principios, los ideales partidistas ya no son razón de ser. Trepadores panistas y priístas convertidos en azul al vapor, y viceversa. La política se llenó de mercenarios, y la zona sur no es la excepción.

Dos botones como ejemplo: Bibiana Castro se acostó siendo priísta, ¡y amaneció siendo del PANAL!… Gabriel Montero de Ahuacatlán dejó de pronto al PAN y ahora encabeza el proyecto de MORENA.

Muchos funcionarios del actual Ayuntamiento llegaron al poder vistiendo una camiseta triciolor; pero en este proceso eligieron al azul; pero también hay azules que se despojaron de su vestimenta y se vistieron de tutifruti. Precandidatos del PRI o del PAN que hasta antes de abril juraron lealtad a su partido, desaparecieron repentinamente del escenario dándole la espalda a quienes resultaron electos candidatos.

En Ahuacatlán hay panistas que votarán por Manuel Cota y priístas que se recargarán al proyecto de Toñito Echevarría o del doctor Navarro.

Apartados de los intereses o preocupaciones del pueblo, vemos hoy con tristeza “un brincadero” de la patada. Muchos chapulines o saltimbanquis. Lo de las diferencias ideológicas queda por lo visto para el anecdotario. Lo que se trata es de ganar y a como dé lugar. ¿De veras será por vocación? ¡Yo lo dudo mucho!

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario