ATIENDE IMSS BIENESTAR SALUD GINECOLÓGICA DE MUJERES DE ZONAS MARGINADAS

–Con respeto a los usos y costumbres de las mujeres de las zonas marginadas, se previenen complicaciones como las hemorragias obstétricas

Tepic//Ricardo Romero Reyes
Con más de tres años laborando en el Programa IMSS Bienestar, la médica Aurea Jessica Morell Gil, encargada de la Unidad Médica Rural (UMR) de la localidad de Jazmín de Coquito, municipio del Nayar, comentó orgullosa que este noble trabajo le ha permitido atender más de 100 partos, a través de consultas abiertas a la población, una de las más demandantes precisamente es la atención de las mujeres embarazadas y su proceso de parto.

Informó la doctora Morell Gil que lo anterior es parte de las acciones prioritarias del Programa IMSS Bienestar en Nayarit para fortalecer la interculturalidad entre las comunidades indígenas del estado, con el objetivo de garantizar el derecho a la salud de las poblaciones más alejadas y marginadas de la entidad.

“Desde que ingresé al Programa IMSS Bienestar, en la localidad de Presidio de los Reyes y ahora en Jazmín del Coquito, hemos atendido más de 100 partos, tenemos un acercamiento con la comunidad indígena a través del diálogo equitativo, lo cual nos brinda una apertura y comprensión en cuanto a cómo la mujer indígena ve su embarazo”, señaló. Explicó que el trabajo de atención a mujeres embarazadas se genera desde los talleres de estimulación temprana, en donde el Programa IMSS Bienestar interviene con la madre para que sienta la protección que tendrá ella y su bebé durante la gestación y su labor de parto, sobre todo cuando éste es de alto riesgo.

“En las comunidades serranas se enfatiza la interculturalidad, para comprender el enfoque desde diferentes puntos de vista de la comunidad indígena, desde los abuelos, las actividades que hacen los padres, de manera que nos interrelacionamos con la mujer embarazada a través de las parteras de nuestra estructura comunitaria, que son nuestros brazos fuertes, ya que nos ayudan a dialogar de forma equitativa”, destacó la doctora.

Indicó que cuando se genera la comunicación y se da apertura con el equipo de salud, se permite conocer los temores y costumbres que ellas tienen, que va desde respetar su listón rojo alrededor del abdomen, no cortarlo, incluso en el trabajo de parto, símbolo para ellas de protección de su bebé, así como el respeto en cómo quiere su atención en la labor de parto: si es en la posición cotidiana, en cuclillas, incluso hincada, le damos esa apertura de ir acompañada de la partera y en ocasiones son acompañadas de familiares, quienes dan la bienvenida a su bebé.

“Gracias al trabajo del equipo de salud y con respeto a los usos y costumbres de las mujeres de las zonas marginadas, se previenen complicaciones obstétricas de las cuales las más comunes son la hemorragia obstétrica debido a una atonía uterina, la inversión uterina o el acretismo placentario”, resaltó.

El Programa IMSS Bienestar atiende a más de 180 mil beneficiarios de la zona serrana y rural en los 20 municipios del estado; cuenta con 82 unidades médicas rurales y un Hospital Rural de segundo nivelo ubicado en la localidad de San Cayetano, municipio de Tepic, en donde también se tiene un albergue para mujeres embarazadas.

Finalmente, la doctora Morell Gil señaló que afortunadamente el IMSS Bienestar capacita y brinda material necesario para poder atender la hemorragia obstétrica y evitar una muerte materna, si esto no fuera suficiente y no está a nuestro alcance, se deriva al hospital más cercano para su atención