Periodico Express de Nayarit
Inicio

**Cero tolerancia
**El que lo hizo, lo pagará
**Hay que tener cuidado
**Limpieza general
**De última hora

2017 / 02 / 21

 SI HUBO NERÓN DE POR MEDIO, dijo la Fiscalía respecto al incendio en las oficinas de finanzas de la UAN. Alguien pretendió tapar el sol con un dedo, y algo quiso tapar, “pero en Nayarit hay cero tolerancia contra quienes atentan contra el patrimonio de Nayarit”.  Edgar Veytia, siguiendo con el tema universitario, dijo que la solicitud de investigar y dar con los culpables fue del mismo rector Ignacio Peña. Los que provocaron el incendio, los que quemaron la camioneta del dirigente del SETUAN y hasta el que desvió recursos como Juan López, van a ser castigados más temprano que tarde. Igualmente, informó que el ex rector ya es buscado en todo el mundo vía INTERPOL, y que cuando caiga preso, por lo menos se va a pasar unos 10 años en el bote.  Este caso del piromaniaco universitario, dijo el Fiscal, no va a tardar mucho, y no pasará mucho en que ya se tengan nombres y detenidos. Hay que esperar.

EL ÓRGANO FISCALIZADOR DICE QUE DONDE HAY CENIZAS fuego hubo, y donde hubo compra ventas y pagos, transacciones y demás cosas contables, algo queda de archivo, por eso la quemada de finanzas en la UAN, no va a detener las auditorías ni el castigo que se le debe aplicar a quienes han atentado contra la universidad. Roy Rubio, el auditor, señaló que los acontecimientos del pasado fin de semana en el área administrativa de la UAN, no impedirán que se continúe con el proceso de fiscalización a la máxima casa de estudios de Nayarit. El funcionario dijo que ha sido gracias a la buena coordinación entre la Fiscalía y la ASE que se ha podido llegar a buenos resultados, como lo es la liberación de la orden de aprehensión en contra del ex rector Juan López Salazar.  Así que quienes quemaron el edificio se van a llevar un chasco porque justicia habrá y el que la hizo va a pagar los platos rotos. Eso dicen.

LOS QUE A TODO LE QUIEREN SACAR RAJA, son los mismos de siempre. Referente a lo de la UAN, sus críticas son como cuando escupen al cielo. Los grupos que tienen el poder hacia el interior del alma mater, son los que ahora la sociedad la ve con desconfianza, y por eso, hasta la universidad ha sido manchada con esas actitudes. La  UAN no escapa a hechos de corrupción y de delincuencia interna, pero como toda institución, debería ser protegida por toda la sociedad. Que haya más reclamantes es lo ideal, porque cuando pasaban las cosas, ninguno de los que ahora se desgarran las vestiduras, en ese tiempo lo hicieron. De esos falsos redentores hay que tener cuidado.

LIMPIEZA EN LA UAN, debería ser de fondo. Los vicios anquilosados y que a pocos beneficia, siguen sangrando a la institución que debiera ser ejemplo sin igual para la sociedad. Los grupos que no la quieren soltar, la usan hasta para pagar la despensa de ahí. El saqueo ha sido de todos tipos, comenzando con el hormiga. La universidad tiene que volver a ser el parangón para definir cómo son los nayaritas, cómo viven, y que tan productivos son. Es la universidad la que debería marcar esa pauta. A ese nivel debe regresar, pero mientras no se haga limpieza general, va a estar difícil. Aunque el fuego purifica todo, a veces no es recomendable.

NOTICIA DE ÚLTIMA HORA Y DE BENEFICIO SOCIAL, ya que el gobierno ha anunciado que debido a que la crisis se ha arreciado mucho en el país, y hasta se vislumbra un estallido social. Considerando que es al pueblo al que se le debe servir y no al revés, anteponiendo los intereses de grupos políticos que ya hasta son dueños del país, y de que  como dice López Obrador, primero los pobres, se ha decidido meter clutch y freno a la elevación de los precios de los carburos para ya no perjudicarlos mucho, porque a medida que suben los precios de gasolina, de cascada llegan los de gas butano, derivados del petrolero, transporte hasta alcanzar a afectar los de la canasta básica, por esto y por mucho más, bajarán el precio de la gasolina a partir de este martes: un centavo.

Alégrense, hoy baja la gasolina UN CENTAVO… QUE ME SIGA LA TAMBORA.