Periodico Express de Nayarit
Inicio

2012 / 01 / 27

 -Mantiene su intransigencia la Sección 20 del SNTE, movilizará a sus huestes.
-El cacique magisterial pretende doblegar al gobierno del estado.
-Aníbal Montenegro se rasga las vestiduras, es un cínico.
-Gordillo y sus secuaces andan como apestados.

ES TAL LA DESESPERACIÓN DEL CACIQUE MAGISTERIAL LIBERATO MOTENEGRO VILLA y sus cachorritos por recuperar los cotos de poder que durante muchos años usufructuaron, que están dispuestos a ‘echar toda la carne al asador’ con el propósito de lograr su objetivo, y obligarán a todos los agremiados a la Sección 20 del SNTE a realizar un marcha por  una de las principales calles de Tepic con el pretexto de exigir el pago del adeudo que el gobierno del estado no ha liquidado en su totalidad.

NO OBSTANTE EL RECONOCIMIENTO DEL ADEUDO Y LA DISPOSICIÓN DEL GOBIERNO estatal para pagarlo a la mayor brevedad posible, los líderes de la Sección 20 del SNTE están obstinados en enfrentarse con las autoridades estatales y se han encaprichado en manifestar su fuerza para obligarlas a capitular, lo que claramente constituye un vil chantaje para doblegar al titular del Poder Ejecutivo, quien decidió tomar ‘el toro por los cuernos’ y acabar con los privilegios de Liberato Montenegro Villa y su pandilla en el sector educativo.

NADIE NIEGA EL DERECHO CONSTITUCIONAL DE LOS MAESTROS A MANIFESTARSE para exigir el cumplimiento de sus demandas, lo que no se vale es rechazar el diálogo y la negociación para encontrar una solución acorde a las condiciones financieras del gobierno del estado y que no afecte los derechos de terceros, en este caso los alumnos de preescolar, primaria y secundaria, que no tendrán clases el día de hoy, y a una buena parte de la población que difícilmente podrá atender sus asuntos en el centro de la ciudad de Tepic.

RESULTA SOSPECHOSO QUE AHORA ANÍBAL MONTENEGRO IBARRA sea uno de los que encabeza las exigencias de los maestros agremiados a la Sección 20 del SNTE, pues el adeudo corresponde a la época que él era el titular de los Servicios de Educación Pública del Estado de Nayarit (SEPEN) y era parte de su responsabilidad gestionar el pago que ahora exige a través de la movilización de los maestros y sin importarle paralizar las actividades escolares de los estudiantes de educación básica y de cientos de ciudadanos de la capital nayarita.

EN ESE SENTIDO, ANÍBAL MONTENEGRO IBARRA ES UN CÍNICO, pues ahora se rasga las vestiduras sin considerar que  es corresponsable del adeudo que el gobierno del estado tiene con la Sección 20 del SNTE. Ya se le olvidó el maridaje que siempre tuvo con el gobierno del estado y los enormes beneficios que obtuvieron él y su camarilla, no los agremiados a este sindicato, que a través de amenazas son utilizados como carne de cañón para satisfacer los intereses del caique magisterial y sus cachorritos.

EL DIRIGENTE ESTATAL DE LA SECCIÓN 20 DEL SNTE, Roberto Ávila Arciniega, un simple títere de la familia Montenegro Ibarra, sostiene que el adeudo es de 200 millones de pesos, y que de éstos 90 millones corresponden a  retenciones que el gobierno realiza del salario de los maestros por distintos conceptos, por lo que surge dos preguntas elementales: ¿El resto a qué corresponde? y ¿a dónde va a parar ese dinero? No se necesita ser adivino para responder la segunda pregunta. ¿O sí?.

A ELBA ESTHER GORDILLO Y A TODOS SUS TÍTERES EN LOS ESTADOS, incluidos los “líderes morales” como Liberato Montenegro, no sólo no los quieren en el PRI, sino que tampoco en el PAN, donde por lo menos la precandidata a la presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota, ya declaró que no quiere nada con ellos, por lo que presidenta vitalicia del SNTE y dueña del PAN no tendrá otra que lanzar como candidato a alguien que pertenezca o sea afín a su grupo.

“SI YO LLEGARA A REALIZAR ALIANZAS UNA VEZ QUE GANE LA CONTIENDA interna del PAN, sería con los maestros y no con sus líderes”, dijo la ex Secretaria de Educación Pública, con lo que cerró la puerta para evitar cualquier acercamiento con fines electorales y por supuesto para negociar diputaciones, senadurías y posiciones en el gobierno como lo hicieron en 2006 con Felipe Calderón, a quien una y otra vez  lo han hecho fracasar en sus intentos de modernizar la educación en el país.

SÓLO FALTARÍA QUE EL PEJE, que anda muy amoroso, los adoptara, pero ya sabría a lo que le tira.