Periodico Express de Nayarit
Inicio

CON PRECAUCIÓN: VIDAS OSTENTOSAS, S.A.

Sergio Mejía Cano

2017 / 03 / 23

 En noviembre de 2016 la mayoría de los medios informativos a nivel nacional balconearon el modo de vida del actual presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, por no ser compatible con los ingresos que ha recibido durante su vida activa y si bien el señor Anaya adujo que es rico de abolengo y que en los gastos tan onerosos necesarios para darse ese tren de vida le ayuda su señora esposa, porque también trabaja y, según afirmó, gana más que él; sin embargo, aun así las cuentas no le cuadraron de acuerdo a los análisis que llevaron a cabo algunas personas.

Hoy toca el turno del balconeo a la dirigente nacional del PRD, la señora Alejandra Barrales Magdaleno, pues se ha informado que cuenta con un apartamento valuado en casi un millón de dólares en Miami, en el vecino país del norte; información que desde luego no resultó ser un rumor con el fin de ponerle zancadilla a la señora Barrales, ya que ella misma ha reconocido como de su propiedad dicho apartamento en un edificio a todo lujo que cuenta con vista al mar, con alberca y embarcadero privado.

Pero esto no es nada raro, pues ¿qué político en funciones o aunque esté inactivo está al borde de la indigencia? ¿Habrá siquiera algún político mexicano que esté en este momento tronándose los dedos por no tener un cinco para comer al día siguiente? Desde luego que por supuesto que no, dijera aquél. Porque de escarbarle a cualquier político, es probable que aparezcan en su posesión cantidades económicas y propiedades que no concuerden con lo que han ganado durante toda su vida productiva así no hayan gastado nunca ni un cinco de sus salarios y hayan ahorrado estos mismos. Es probable, no es afirmación, porque podría darse el caso de que entre tanta maleza haya algunas varas de trigo limpio.

Y tan no es raro saber esto, porque luego de un tiempo la opinión pública llega a distraerse con otras cosas ya sea espontáneas o cortinas de humo diseñadas ex profeso y a otra cosa mariposa; porque, ¿cuántas veces no se ha informado de fortunas “inexplicables” de infinidad de servidores públicos contemporáneos y de más atrás y hasta ahí? Se forma el argüende inmediato y con otro nuevo mitote se tapa el anterior y así sucesivamente. ¿Qué no acaso pasó algo parecido con la fortuna que se le atribuyó a Raúl Salinas de Gortari cuando se dijo que sin que haya gastado un cinco desde que empezó a recibir un sueldo, jamás habría alcanzado a atesorar los millones de pesos que se decía eran de él, más bien son, porque ya se los devolvieron.

Así que todo está que algún político llegue a incomodar a alguien para que se le escarbe a su forma de vida y lucirlo mediáticamente, aunque nomás quede en la pura quemazón y de ahí no pase, porque no se les quita nada de los supuestamente mal habido, sino que su castigo consiste en señalarlo ante la opinión pública y ya estuvo: a seguir viviendo cómodamente con lo ganado  del modo que haya sido, pero ganado al fin y al cabo; y si fue de manera ilegal, de todos modos su trabajo le dio para tramar la manera de cómo hacerse de algunos millones de más, tal vez con la justificación de que se sacrificó por el pueblo y el país entero.

El comentarista y analista político, Jorge Octavio Navarro, quien se auto nombra también como Jonás, dijo este martes 21 de marzo que los partidos políticos, nueve en total que hay en nuestro país, recibirán este año de 2017 entre todos, la cantidad de 4,138 millones de pesos, cantidad que desde luego lo pone a uno a pensar porque se supone que estamos en una etapa de austeridad, así que ¿qué tal si no estuviéramos dentro de esa austeridad?

De ahí que se diga entre gran parte de la población que el  mejor negocio en este país es formar un partido político, y que por eso se informa sobre la vida ostentosa que se dan la mayoría de los políticos y más los dueños de los partidos, como el llamado “niño verde”, Jorge Emilio González Martínez, heredero del Partido Verde –dizque- Ecologista, y obviamente los dirigentes como Ricardo Anaya y Alejandra Barrales, Enrique Ochoa Reza, Elba Esther Gordillo Morales, Dante Delgado Ranauro, Alberto Anaya y demás dueños y dirigentes de los demás partidos políticos que tal vez ya estén esperando esos más de cuatro mil millones de pesos para repartírselos sin pudor a pesar de tantas carencias que hay en los sectores de Salud y Educación. Porque está comprobado que los partidos políticos son un barril sin fondo y que en realidad ningún buen oficio ni beneficio otorgan a la población en general.