Periodico Express de Nayarit
Inicio

RELATOS DE PASIÓN: CAPÍTULO CXIX

Rigoberto Guzmán Arce

2017 / 02 / 01

 Al maestro Pablo Torres Sánchez, mi admiración por su ejemplo y la fecunda labor por nuestra historia colectiva como ixtleco, como ixtlense.

583.- TRUMP
Antes amenazaba y nos reíamos y ya desde el 20 de enero, el mundo se puso a temblar. Todos los días y noches han sido alucinantes. El muro, los inmigrantes, los “dreamers” que se les acaba su sueño, el TLC su cancelación, acciones de un fascista que ladra como al principio lo hicieron Hitler y Mussolini.

Como no va a poder con los chinos, resulta cómodo escogernos como enemigos, sabe de la fragilidad de un gobierno federal que es titubeante y se hace bolas el engrudo, sabe que los productos Made in Usa los tenemos en todas partes incluido el cerebro.

Aunque cambiemos el perfil con nuestra bandera nacional, será una batalla desigual y Trump está sediento de poder porque el voto de los blancos fue decisivo. Es la noticia principal sus acciones y la reacción es la protesta de mujeres, cerca de cinco millones; en los aeropuertos exigiendo respeto a las visas de los ciudadanos de algunos países que profesan otra religión como los musulmanes.

Un millón de británicos firmaron vía digital para que no pise suelo inglés el “bocón anaranjado”. Críticos, politólogos, televisoras analizan, desmenuzan y Trump sigue desafiando con sus telegramas de Twitter.

584.- LECCIÓN

Dos niñas se le acercan al profesor Camilo sin querer queriendo, con intentos de arrepentimiento, no se animan. Traen una queja, se deciden: “maestro, unos niños nos están diciendo cosas”, rápido Camilo entiende: “¿cosas malas, verdad?, la respuesta es que no, les están diciendo cosas bonitas, que las quieren y les cantan.
Sigue Camilo que se asombra, ¿no les gusta?, las niñas siguen azoradas y contestan “no, no nos gusta”. Pierde la paciencia: “si les dicen cosas malas, no les gusta y si son bonitas tampoco, ¿quién entiende a las mujeres?”.

585.- AMANECER
Reconozco que extraño levantarme a las cinco de la mañana, desayunar bien peinado que luego el viento me provoca, después sentir el frío que agobia y voy abrigado hasta de más con mi bufanda negra. A oscuras recorrer las calles solitarias, los faroles públicos que se van apagando para contemplar la belleza cuando los colores le dicen adiós como si fuera la despedida a una novia de negro.

Brillantes vienen y la luz que hace bailar las montañas, la colina y el campanario, vuelan palomas y amanece para mis ojos asombrados en el viaje de antaño. Después se me quita este dolor al escribir en la tibieza de mi alma, en otro amanecer distinto cuando ya no hay relojes que me apresuran.

586.- INCÓGNITAS
Busco las respuestas, se quedan en silencio, agrego una imagen y mis amig@s les gusta y me hacen sentir bien y aceptado en la vida del Facebook. Se sube a un buen nivel mi autoestima. Hasta aquí todo bien, pero comparto un texto, un poema, un artículo, noticias para lindos sentimientos, les digo que lean para aclararnos y no perdernos en estos tiempos tramposos a Galeano, Benedetti, Neruda, Juan Rulfo, Cortázar, García Márquez, para tener las memorias de nuestros olvidos por las culpas del destino.

Recibo dos o tres señales de vida. Por eso hay usuarios que intimidan a los amig@s que los van a borrar si no contestan, inventan juegos para sacudirlos, ponen sus cuerpos delineados con los pechos casi al aire, se suben a cualquier mitote de aquella Rubí, de cambio de banderas, de lo más novedoso, para recibir la aceptación y no tener durmientes en este laberinto de soledades en que nos hemos convertido cuando acumulamos miles de agregados a nuestro muro de lamentos. Por mi parte me basta que me manden astillas de su fuego.

587- ENTREVIST-ARCE
Ya van dos, una en Xala la mágica y la otra en Ixtlán el histórico. La primera vez tuve que prepararme y no ponerme nervioso porque la nueva columna en lugar de que fuera impresa como era la idea original, se convirtió filmada gracias a la visión y benevolencia de Omar Nieves que me lo propuso. Alexis, Javier y el Comandante en Jefe del Regional del Sur, Omar, estaban listos.
Busqué escenarios que resaltaran el perfil y el historial de Miguel González Lomelí, una casa que es su hostal, puertas y ventanas de madera artística, el pasillo, el reposo de la tarde de la casa, equipales y la fuente pequeña que el agua adormecía hasta al mismo demonio. Evitar el tic de tocarme el pelo, no moverme mucho, que no me denuncie el hablar rápido, el no interrumpir al entrevistado, fueron mis problemas que resolver. Después me siguió un gozo inexplicable, cuando cerramos la charla, la foto del recuerdo.

La segunda vez ya es en mi ciudad adorada, en el atrio un mediodía y en pleno sol porque quería que saliera esta escenografía que me remota a mi niñez: la parroquia Santo Santiago Apóstol y la cruz atrial donde daba vueltas.

El invitado aceptó en aras de la cultura. Tener entrevistando a mi ex maestro de historia en la Secundaria Amado Nervo fue un gusto y una verdadera charla de los años de nuestro pueblo. Al pasar un rato, mejor decidió Francisco Nieves, al vernos rojos como jitomates, que Adrián el camarógrafo nos siguiera filmando sentados en una de las bancas de la plaza mal llamada “la de los Pájaros Caídos”.

La disfruté porque es una dicha que el maestro Pablo Torres Sánchez, sea nuestro cronista y tiene la habilidad de darle continuidad a la conversación porque no comete el error de repetir el tema que está desarrollando.
Creí que ya sabía mucho del maestro y en un acto sincero sentí su amor por nuestro destino como ciudad centenaria. Creo que ya me está gustando lo que siento al tener la cámara enfocada para esta pasión reciente… Continuarán los relatos de pasión el próximo miércoles.