Periodico Express de Nayarit
Inicio

TEPIC, UNA CIUDAD SUMIDA EN LA INMUNDICIA

Francisco Javier Nieves Aguilar

2017 / 01 / 24

 Cantinas por todos lados, pandilleros que pululan en cualquier rumbo. Una ciudad llena de basura; calles enteras provistas de infinidad de baches. Vicio, prostitución y una capital hundida en la inmundicia. Así es como se observa ahora a la otrora bella y limpia ciudad de Tepic.

Todo ello, coinciden muchos tepicenses, se debe a la apatía, a la incapacidad o al poco interés que mostraron los que asumieron el poder hace aproximadamente 28 meses.

El deterioro de la capital nayarita es evidente, por culpa –dicen– de un grupo de funcionarios reaccionarios a los que no les interesa otra cosa más que su interés político personal.

Por si lo anterior fuera poco, hay que agregar ahora otra agravante más: La proliferación de casas de cita clandestinas de las que abundan mucho en la ciudad.

Aprovechando mi viaje a Tepic, conversé con un taxista que me condujo al Fraccionamiento Castilla. Sesentón, el ruletero contó que muchas de ellas han venido operando en el mero corazón, como la que se encuentra por la calle Lerdo y a la cual acuden personas de las altas esferas –hombres y mujeres, por supuesto – a profesarse el amor prohibido, las caricias compradas. Su dueña es una sexagenaria que atiende  y arregla las “citas” entre parejas que requieren de compañía femenina a cambio de una módica suma.

 Inclusive –afirma– mujeres casadas que tienen la apariencia de ser personas decentes y que tienen una vida normal, se les ha visto en esos lugares en compañía de jóvenes y señores, quienes gustosamente desembolsan diversas cantidades para gozar de los placeres que proporciona el amor comprado.

Por la calle Querétaro, por la San Luis o la Victoria, Durango o Bravo, ya no se diga por las que se encuentran en colonia populares, se han detectado que existen decenas de casas de asignación que operan en la clandestinidad.

Las lenonas obviamente deben de estar muy contentas, pues las ganancias que reciben por esta clase de “negocios”, así lo permite, sin que nadie haga nada al respecto.

El vicio y la prostitución se han arraigado bastante en la capital el estado. Mujeres que profesan el oficio más antiguo del mundo ofrecen “sus servicios” en plena calle; muchas veces en los sitios cercanos a la presidencia municipal, ante la complacencia de funcionarios y autoridades.

Esto es lo que Polo Domínguez y David Guerrero le heredará a su sucesor; una ciudad sumida en la inmundicia y en el deterioro total.