Periodico Express de Nayarit
Inicio

Hablando de cosas “normales”

Sergio Rodríguez Bonilla

2017 / 01 / 16

 Una de las preguntas más frecuentes que me realizan en mi consultorio es… ¿Soy normal? Y honestamente, existen muchas personas que se preocupan por no entrar en el parámetro de la “normalidad” por tener y/o realizar ciertos comportamientos, o manías que se consideraría que otras personas no tienen. Nos causa vergüenza, malestar y algunos hasta nos reprimimos de realizar acciones y cumplir deseos por el famoso “que dirán”.

Cuando vivimos en una sociedad, es común comportarnos conforme a las reglas morales establecidas, hacemos un esfuerzo por “encajar”, y me atrevo a llamarlo esfuerzo, ya que muchas veces entramos en conflicto interno puesto que nuestra forma de pensar no coincide con las leyes de la comunidad; es bastante normal querer ser aceptado, es un comportamiento muy común querer encontrarnos dentro del cariño de los demás. Aceptémoslo, muchos no queremos encontrarnos fuera del promedio, nos sentimos desprotegidos, señalados, y hasta nos hacen creer que somos monstruos por vivir fuera de las normas.

La normalidad es un término subjetivo, depende mucho de la zona geográfica, el Dios que alabamos en México no es el mismo que se alaba en la India, la ropa que portamos en la ciudad no es similar a la que portamos en la playa, por lo tanto, tenemos que adecuarnos al contexto para encontrarnos dentro de la “normalidad”; cuando no aceptamos a los demás tal y cual son, comienza un rasgo de personalidad que causa bastante miedo: La Intolerancia.

Últimamente, me he encontrado a muchos padres que castigan con desprecio a sus hijos por no ser idénticos a ellos, a personas que justifican la hostilidad hacia su pareja por no hacer lo que ellos quieren, y hasta hombres y mujeres que se avergüenzan de su cuerpo solo por no ser igual al de los estándares de belleza que nos imponen algunos medios de comunicación, he sido espectador de la intolerancia hacia hombres por traer el cabello largo, y mujeres por traer el cabello corto, el repudio a personas con tatuajes solo por tenerlos, y por si fuera poco, últimamente he observado que algunas personas consideran una “asquerosidad” que una mujer amamante a su hijo en la calle.

Lo preocupante en este asunto no radica en querer encontrarnos dentro de lo normal, sino cuando esto comienza a generar miedo y malestar tanto en nosotros como en los demás.

Estimado lector, me despido de usted con la siguiente frase del músico estadounidense de Grunge, Kurt Cobain: “La gente se ríe de mí por ser diferente, yo me río de ellos por ser todos iguales”.

Búscame en Facebook: Sergio Rodríguez Bonilla
Psicólogo/Psicoanalista
Citas al 01 (311) 2 12 51 18