Periodico Express de Nayarit
Inicio

PERSONALIDAD Y ENFERMEDAD

Sergio Rodríguez Bonilla

2017 / 01 / 09

 Somos seres sociales, seres que nos relacionamos con otros seres; tenemos recuerdos tanto agradables como desagradables; somos actores de acciones de las cuales estamos orgullosos y de otras no tanto, y ante todos estos acontecimientos nos quedan 2 opciones: protegernos de forma constructiva o protegernos de forma destructiva.

“Yo soy lo que los demás han hecho de mí”, decía un maestro de la Universidad, y es cierto. Si nos ponemos a razonar un poco nuestro comportamiento, sabremos que éste es motivado por nuestros eventos pasados; nuestra actitud es formada por nuestro aprendizaje (casa, escuela, amigos, pareja, etc.) y nuestra actitud nos lleva a tener un cierto tipo de personalidad, la cual en consecuencia nos llevará a tener cierto tipo de comportamiento. Este comportamiento nos llevará a tener un estilo de vida saludable, o en contraste, nos llevará a enfermar. Una persona puede ser regida por el contexto en el que vive, es cierto, aunque la influencia social existe, también hay personas que a pesar de la adversidad o la presión social tiende a formarse de manera independiente. Pero manejémonos en el aspecto de la enfermedad; un individuo no enfermará de gripa, de diabetes, ni obtendrá una ITS como es la gonorrea, el VIH, o ninguna otra patología “prevenible” solo por mera coincidencia, sino que tenemos que preguntarnos: ¿Por qué a pesar de tener información sobre de lo que me podría enfermar, enfermé de todas formas? ¿Qué cosa podría obtener estando enfermo? ¿Me enfermo porque quiero o porque lo merezco? Si nos ponemos a pensar, hay algunas personas que obtienen algo de
los demás haciéndose los convalecientes, ya sea el tener atención de los padres, de la pareja, de los hijos, de los amigos, o hasta una forma de no perder el empleo. En su inestabilidad, es una forma de obtener la estabilidad.

Cuando estamos sanos, posiblemente tenemos una vaga idea de lo que nos puede hacer daño, y es en ese momento, al enfermar, que tomamos la decisión de dañarnos con un objetivo: castigarnos por haber hecho algo mal, u obtener algún tipo de beneficio de manera inconsciente.

Suena raro decir que nos enfermamos porque queremos, pero es solo cuestión de reflexión, de análisis y de conocernos un poco.

“La ciencia moderna no ha creado hasta este momento un medicamento tan eficaz como lo pueden ser unas cuantas palabras bondadosas”. –Sigmund Freud.

Facebook: Sergio Rodríguez Bonilla
Psicólogo/Psicoanalista
Citas a

01 (311) 2 12 51 18