Periodico Express de Nayarit
Inicio

CON PRECAUCIÓN: GENERACIÓN DE EMPLEOS Y DESEMPLEOS

Sergio Mejía Cano

2016 / 12 / 15

 Queda claro que es muy difícil que el presidente Enrique Peña Nieto haga un examen de autocrítica a su administración porque vive inmerso en su burbuja de cristal a donde le llegan más mentiras que realidades sobre la real situación del país en materia de empleo e inflación. Esto debido a que ahora en varios medios de noticias tanto impresos como radiofónicos y televisivos aparece Peña Nieto presumiendo que en este año en lo que va de enero a noviembre se generaron un millón de empleos.

Es posible que así sea, pero el asunto es que no diga o no quiera reconocer que así como se crean empleos, así se pierden; y si bien señala el presidente mexicano actual que en la mayoría de los nuevos empleos se ganan más de dos mini salarios, quizás no alcance a comprender que así se ganen más de cinco de estos salarios mínimos aún no es suficiente para que las familias alcancen un estatus digno de vida.

También presume Peña Nieto que México genera confianza en los inversionistas y que por eso hacen entrar su dinero al país para generar estos empleos que tanta falta hacen a los mexicanos. Sin embargo, no dice que si los inversionistas se aventuran en nuestro país es gracias a las prebendas que se les ofrecen en detrimento de los mismos mexicanos al pagarles salarios raquíticos y no estar obligados a cumplir con las leyes laborales mexicanas. Y que invierten a sabiendas de que sobra la mano de obra barata, precisamente gracias a la falta de empleos bien remunerados y que es el hambre la que hace que muchos mexicanos acepten trabajar por lo menos, pues ya se sabe que para todo hay gente; aunque también la hay que no está dispuesta a ganar prácticamente una miseria y es esto lo que obliga a mucha gente a tratar de emigrar para buscar mejores oportunidades en otras partes del país o en el peor de los casos a buscar el dichoso sueño americano. Y si los inversionistas son gringos, saben que si en su país les pagan a los indocumentados lo que quieren, aquí en México con más ganas, pues según comentan paisanos que han estado en los USA, que el mínimo a pagar allá son siete dólares la hora, y aquí en nuestro país con cuatro dólares por día ponen a mano a los mexicanos.

Según el presidente Peña Nieto, en su administración se han generado más empleos que en las administraciones pasadas, no explica que también en esta administración se han perdido muchos trabajos, porque por ejemplo de este millón de empleos que ahora presume Peña Nieto, ¿estarán trabajando todavía los primeros en haber sido contratados? Porque ahora la tónica es que es poco probable que haya empleos en calidad de permanentes, porque en muchas empresas y negocios la edad es determinante para que los trabajadores sean despedidos de sus empleos, así como la falta de oportunidades de progreso dentro de un puesto laboral que, cuando un trabajador ve que por más que se esfuerce no hay progreso alguno en salario ni de ascenso, pues mejor opta por buscarle por otro lado, y ese lado es muchas de las veces la economía informal, el trabajar por su cuenta. Como muchos profesionistas que prefieren andar por las calles vendiendo frutas y verduras o poner un puesto de tacos o hamburguesas; y hasta ofrecerse para hacer trabajos de albañilería, fontanería, etcétera, ya que existe la posibilidad de que haya más margen de ganancia que estar atados al sector patronal aunque el trabajar por su cuenta les signifique no tener las prestaciones de seguridad social, Infonavit, Fonacot, etcétera; pero que saben que posiblemente ganen más trabajando por su propia cuenta y riesgo.

Se dice que el parámetro para saber los empleos que se generan lo determina el número de afiliados al IMSS, pero no se informa sobre las bajas constantes ante ese mismo instituto de salud, ni los despidos masivos como los que se han dado últimamente en Pemex y los próximos que habrá en la CFE. Es como si dijera Peña Nieto que se está llenando un balde de agua, pero no sabe que ese balde tiene un agujero por el que se escapa el vital líquido, y que por eso mismo ese balde jamás se va a llenar, y menos porque cada día se integra más gente a la etapa productiva; jóvenes que adquieren la mayoría de edad y al no tener oportunidad de continuar sus estudios tienen que buscar trabajo, pero ven con desesperación que no lo hay, y si lo encuentran no cubre las expectativas que se habían generado, así que a buscarle por otro lado, y como quedó dicho: muchas de estas nuevas generaciones le tira a alcanzar la frontera norte con muchas ilusiones.