Periodico Express de Nayarit
Inicio

Festejan en Ahuacatlán un aniversario más del Ejido

2016 / 10 / 31

Ahuacatlán//Francisco J. Nieves

De uno en uno, de dos en dos; algunos arrastrando los pies por el cansancio, por el peso de los años, como los hermanos Hernández, Maxi, Martín y Esteban; o como Chemita Casillas. Otros, más jóvenes, simplemente llegaron y se sentaron ocupando las butacas del salón ejidal.

Fecha muy especial: 28 de octubre, día en que se celebra la fundación del Ejido y a cuyo festejo asistió, como invitado de honor, el presidente del Comité Directivo Municipal del PRI, Fabricio Espinoza; e igualmente, hizo acto de presencia el profesor José Rodríguez Bernal, quien llevó la representación del presidente municipal Jesús Bernal Lamas.

Despojándose de sus sombreros, los hombres del campo entonaron el glorioso Himno Nacional para luego dar paso al mensaje del actual presidente del Comisariado Ejidal, Manuel Quesada, quien agradeció la presencia de los invitados especiales, contándose entre ellos a algunos líderes campesinos de Amatlán de Cañas y de Ixtlán del Río.

El citado dirigente ejidal hizo algunas remembranzas de la fundación del Ejido, de la lucha  que libraron Crescenciano Larios, Alfredo Gómez, Don Abraham Ibarra, Matías Jacobo, Albino Cosío y otros indeclinables hombres del campo que colaboraron en la fundación de este núcleo.

Aquella lucha –se recordó en este evento-— finalizó cuando el presidente Lázaro Cárdenas decretó la fundación del Ejido, en 1938, año en el cual se constituyó la Primera Mesa Directiva reconocida por las autoridades oficiales y la cual llevó a la cabeza a Don Albino Cosío.

Manuel Quesada rememoró, así mismo, los aportes que a favor de los campesinos hizo en su tiempo el extinto dirigente Flavio Espinosa –padre del ex secretario General de Gobierno y de actual presidente del PRI en este municipio, Pepe y Fabricio Espinosa.
Fabricio, por cierto, los convocó a seguir luchando a favor de este sector; los invitó a abonar por la unidad del tricolor y a defender con ahínco a la CNC, de la cual también es dirigente.

Los hombres de sombrero y huarache entonaron al final el tradicional Himno al Agrarista. “No lloraré por otra cosa; pero cuando escucho este canto se me rasan los ojos”, diría el ex comisariado ejidal, Marcos Rodríguez.

Para cerrar con broche de oro, los asistentes disfrutaron de una deliciosa birria que fue acompañado por frijolitos puercos, en medio de una desbordante alegría que se complementó con  las notas musicales de una banda musical.