Periodico Express de Nayarit
Inicio

MI PERSPECTIVA

Lic. Higinio Madrigal

2016 / 09 / 29

De nuevo Ganó la democracia y el pueblo de Nayarit, justicia ciudadana ante el abuso que pretendían las consejeras ciudadanas de imponerse un sueldo de 105 mil pesos mensuales.

Ayer 28 de septiembre sesionó la Sala Superior del TEPJF (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación), los juicios de protección y defensa de los derechos políticos electorales del ciudadano, y en el orden del día estaban enlistados los juicios SUP/JDC/1786, 1787 y 1788, promovidos por las consejeras electorales del OPLE (Organismo Político Local Electoral de Nayarit), Claudia Garnica Pineda, Ana Guillen Solís y Carmina Cortés Hernández.

Debo comentarles que dichos juicios se tuvieron que sobreseer a petición de las actoras promoventes, dejar sin efecto, toda vez que las tres consejeras de marras, al saberse derrotadas de manera anticipada, y de analizar el deficiente juicio promovido, en el cual no iban a poder controvertir el pago  de su remuneración que es de 55 mil pesos por el de 105 mil pesos mensuales que anhelaban y exigían por los medios jurídicos, optaron las ciudadanas residentes en el estado de Nayarit y consejeras electores por desistirse de la acción intentada contra el IEENAY, Gobierno del Estado y el Congreso.  Como lo mencionamos en algunas notas anteriores, la economía de la entidad no está para dar ese tipo de remuneración tan elevada, que ofende al pueblo y a los diferentes sectores de la población de Nayarit; máxime que en otros procesos electorales estos cargos eran casi simbólicos y de mayor gratitud, eran cargos en los que los ciudadanos sentían honorabilidad de servir y vigilar los procesos electorales.

Esperemos ahora que no nos vayan a salir nuestras consejeras electorales con que se desistieron de la acción intentada porque escucharon los reclamos del pueblo, hicieron conciencia del quebranto que pretendían cometer, y quieran darnos a todos los ciudadanos nayaritas una disculpa por tal atrevimiento intentado, en el que se pretendía dañar la economía y finanzas de las instituciones por avaricias infundadas.

Por lo que estas profesionistas, y es un hecho ya, deberán de conformarse con el salario, sueldo, remuneración o compensación, nada despreciable por cierto,  de 55 mil  pesotes constantes y sonantes mensuales, por la actividad encomendada en el OPLE. Y que deberán justificar con acciones encaminadas a la participación ciudadana y promoción del electorado.

Como antecedente es importante mencionar que el juicio anteriormente promovido JDC/1545/2016, en el mes de mayo del presente año, en contra de las Instituciones locales mencionadas con anterioridad, fue desechado por la Sala Superior del TEPJF por ser notoriamente improcedente e incompetente dicho juicio de protección y defensa de los derechos políticos electorales del ciudadano, reencausando dicho Juicio a la Sala competente que era la Sala Constitucional-Electoral del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit, pues con este último debió haber agotado el principio de definitiva. Hasta la próxima mis amigos, y de nuevo gana la ciudadanía, gana el pueblo, gana la democracia en Nayarit ante este tipo de abusos por las pretensas.