Periodico Express de Nayarit
Inicio

Celebran 195 aniversario de la Consumación de la Independencia

2016 / 09 / 29

Acaponeta//redacción

En la explanada de la Presidencia Municipal y frente a la plaza “Miguel Hidalgo”, se llevó a cargo la ceremonia que rememoró el 195 aniversario de la Consumación de la Independencia, ya que justamente el 27 de septiembre de 1821, el Ejército Trigarante, al mando de Agustín de Iturbide, desfiló victorioso por las calles de la ciudad de México y al día siguiente se firmó el acta de independencia, aunque España no reconocería lo firmado por el virrey Juan O'Donojú, sino hasta 1836.

En el acto, que estuvo organizado por la coordinación de Educación, Eventos Cívicos y Recreación Municipal, a cargo del Prof. José Inés Guillén Mayorquín, y por el CBTA No. 182, estuvieron presentes el presidente municipal Malaquías Aguiar Flores; la síndica Profa. Celia Villela Ruiz, los regidores Socorro Villa Flores, Raudel Mitre Ayala y Sergio Sánchez Díaz; el secretario de Gobierno, Gerónimo Cosío Orozco, así como el comandante del 86 Batallón de Infantería, Coronel Félix González Lara, y el Jefe del Sector número uno de educación primaria, Prof. Nicolás Contreras Sánchez, además de la presencia de alumnos, docentes y directivos de diversas escuelas de la ciudad.

Varios alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 182 de Acaponeta, coordinados por el maestro Héctor Rodríguez Medina, recordaron los principales detalles de la finalización de la guerra de independencia que el 16 de septiembre de 1810 iniciara el padre Miguel Hidalgo y Costilla en el pueblo de Dolores, Guanajuato.

A través de una reseña histórica, se mencionó que con la firma del Plan de Iguala que proclamaba la emancipación de México de España y la firma del Tratado de Córdoba, fueron acontecimientos que facilitaron la conformación y entrada triunfal del mencionado Ejército de las Tres Garantías a la ciudad de México en la fecha que ya se dijo.

Recordaron que el anhelo de libertad, justicia e igualdad, que movió a tomar las armas y mantenerse en pie de lucha para demostrar que los habitantes de la Nueva España tenían las condiciones para darse un gobierno propio, fue aquel que once años más tarde permitió ver cristalizado el deseo legítimo de ser independientes.