Periodico Express de Nayarit
Inicio

CON PRECAUCIÓN: LAS REALES FAMILIAS REALES

Sergio Mejía Cano

2016 / 09 / 12

Pues ya se dio la marcha para la protección de la familia que, se dice, su principal propósito es para que no se apruebe la iniciativa de ley enviada por el presidente Peña Nieto al Congreso de la Unión para que se legalice la unión civil entre personas del mismo sexo; sin embargo, estas uniones ya están avaladas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por lo que ya no hay vuelta atrás, así que aunque no esté tipificada en nuestra Carta Magna, ya es un hecho que los matrimonios igualitarios son legales en nuestro país.

Ya se sabe que lo ideal es el ejemplo de la familia tradicional de mamá, papá e hijos y que sean felices para siempre, pero la realidad en todo México es muy diferente a como se lo figura mucha gente que participó en esta marcha, pues ni modo que todos los participantes en esta marcha sean matrimonios modelo, que sean un ejemplo a seguir, de esos que existen nada más en las películas o telenovelas de que se casaron y fueron felices para siempre, sin seguir más allá de cuando ya llegaron los hijos y empiezan los conflictos familiares al crecer estos hijos que se revelan al mando tutelar de sus progenitores y se comienzan a drogar o no estudiar en señal de protesta por ser muy rigurosos tanto el papá, la mamá o ambos o que por dejadez poniendo el pretexto de que quieren mucho a sus hijos los dejan hacer lo que quieran, por lo que al rato se convierten en delincuentes de alguna forma u otra.

Quienes integraron esta marcha por la familia ¿no sabrán que hay madres solteras, matrimonios desavenidos en donde el que haya mamá y papá es pura apariencia y vivan en una eterna violencia intrafamiliar? ¿No estarán enterados los marchistas de que hay matrimonios que subsisten dando esta apariencia nomás para taparle el ojo al macho y que viven juntos papá y mamá pero que en la realidad ya no conviven en lo absoluto?

Entre quienes se manifestaron a favor de la familia ¿habrá quién pudiera lanzar la primera piedra ante quienes no están dentro del parámetro de lo que es una familia normal o tradicional? ¿Habrá quién se atreva a apedrear a una madre soltera que esté sosteniendo a una familia a la que se le han integrado los abuelos o unos niños que jamás han visto la figura paterna en su hogar?

¿Por qué tipo de familia salieron a marchar estos manifestantes? Se dice que por la familia que está conformada por una mamá, un papá y los hijos; sin embargo, familias de este tipo hoy en día son minorías, por lo que no se puede tapar el Sol con un dedo; también se dice que para que no sufran los pequeños en las escuelas cuando se les pregunta que dónde está su papá o su mamá en caso de ser adoptados por parejas del mismo sexo; pero ¿qué acaso no sufren por igual aquellos hijos de señoras que son señalados como hijos de mamás que trabajan en prostíbulos? Y aunque no sea así, muchas de las veces son discriminados los hijos de madres solteras aunque éstas hagan hasta lo indecible por darles a sus hijos una vida más llevadera; ah, pero como no son integrantes de una familia bien establecida, tradicional, normal, se piensa que algo turbio podría haber detrás de una madre soltera, sin tomar en cuenta que una señora con esposo podría sufrir más que una madre soltera, que sea constantemente golpeada aun delante de sus propios hijos, que se les dé mala vida pero que ante vecinos o juntas de padres de familia en las escuelas den una apariencia de formar una familia normal, tradicional; pues quizás para muchos de estos manifestantes en la marcha por la familia, todo esté bien siempre y cuando sea una familia así, aunque haya maltrato familiar y hasta posible abuso de los menores, pero existe la figura paterna y el ejemplo de conformar una familia tradicional de papá y mamá, sin importar la mala vida que lleven.

Un conocido que es profesor pensionado me comunicó que vio en la marcha por la familia que se celebró en Guadalajara, desfilando a seminaristas y monjas, así como sacerdotes, al menos uno que él conoce y que si bien no llevaba sotana, ahí estaba marchando por la familia. Y he aquí algo que debería tener en cuenta la Secretaría de Gobernación: que últimamente se están excediendo las asociaciones religiosas debido a la falta de gobernabilidad en el país, y que por lo mismo, podrían polarizar a la población al estarse entrometiendo en cosas que en nada les corresponden por la separación Iglesia-Estado y que por ende no tienen por qué oponerse a las leyes terrenales y atender aquello de que al César lo que es del César.