Periodico Express de Nayarit
Inicio

Por acciones naturales, desabasto de agua

**Responde Ayuntamiento con pipas

2016 / 08 / 30

Acaponeta//Redacción

Por circunstancias meramente naturales, el abasto de agua en la ciudad de Acaponeta se vio fuertemente disminuido al conjuntarse dos problema:, primero, un fuerte e inusual abatimiento del pozo profundo que se ubica en el llamado callejón de San Dieguito, el cual de tener un gasto regular de 35 litros por segundo, dio un bajón significativo a 16 o 17 litros por segundo que no alcanzan a cubrir la demanda ciudadana. Expertos se extrañan por el comportamiento de este pozo, dado que se supone que esta temporada de lluvias los veneros llenan más rápidamente y con mayor capacidad estos  mantos freáticos, pero no es así. El segundo problema se presentó sobre el tubo que corre de la galería filtrante que se ubica en el cauce del río hasta los tanques de almacenamiento en el cerro de La Cruz, que por una fuerte y devastadora avenida de sus aguas provocó que dicho conducto prácticamente se desprendiera, impidiendo todo flujo de agua que habría de terminar en las válvulas caseras, lo que aunado a lo del pozo anterior, dejó los tanques literalmente vacíos, por lo que se vino el desabasto que se sufre en estos días.

Dado lo anterior, la mañana del sábado en las oficinas del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oromapas), se reunieron los encargados de esa dependencia, Lic. Carlos Ramírez Filippini e Ing. José Luis Soto Díaz; el secretario de Gobierno, Gerónimo Cosío Orozco, en representación de Malaquías Aguiar Flores, quien en esos momentos estaba gestionando recursos en la Ciudad de México; el titular de Coplademun, Ing. Josué Salvador Sánchez Rodríguez; el director y el subdirector de Obras Públicas, Ing. Adrián Humberto Rodríguez Cedano y Lic. Tomás Espinosa Juárez, respectivamente, así como los directores de Protección Civil, Germán Alaníz Quiñones, y de Comunicación Social, Lic. José Ricardo Morales y Sánchez Hidalgo, quienes de inmediato pusieron a la disposición las pipas al servicio del Ayuntamiento, dos de Obras Públicas y una de Protección Civil que consiguió con el cuerpo de bomberos, y sobre un plano con el croquis de la ciudad, repartieron los viajes que habrían de hacerse para cubrir los puntos más críticos de la ciudad, al mismo tiempo que se hacían las gestiones y se localizaban las fuentes para llenar esos equipos, que al final fueron 15 al son de 10 mil litros por vehículo, distribuyéndose entre sábado y domingo 150 mil litros en varias colonias y barrios de la ciudad, tanto de la zona norte, al otro lado de la vía, como del centro y las colonias del poniente como son Jardín, Chumacero, Infonavit, Invinay y otras.

Por supuesto, el sábado se consideró que de las 6 de la mañana y hasta las 12 del día no habría energía eléctrica por los trabajos de mantenimiento de la CFE, por lo que hubo necesidad de conseguir plantas de luz y no parar la carga de las pipas.

Ya el domingo, luego de la intensa jornada donde se repartieron 90 mil litros de agua, el presidente municipal Malaquías Aguiar Flores, ya de regreso al municipio, se fue directamente a la galería filtrante, donde pudo comprobar el grave daño hecho por la corriente del río al tubo que lleva el agua extraída del pozo a los tanques de almacenamiento, sosteniendo por la noche una reunión con sus colaboradores, analizando punto por punto las alternativas de solución y, sobre todo, estableciendo un plan para poder llenar los tanques de almacenamiento con los equipos y bombas disponibles, para surtir de la mejor condición que sea posible a la demanda ciudadana.

En estos momentos, una máquina intenta desviar un poco el cauce del río hacia la margen izquierda, permitiendo que las aguas dejen a la vista la parte dañada de la tubería, hoy, debajo de la superficie, y les permita realizar las adecuaciones y sustituciones pertinentes, para poder rehabilitar el flujo de agua a los tanques de almacenamiento y volver a surtir a la ciudad del modo normal.

Por lo pronto, el lunes y martes seguirán las pipas abasteciendo en las colonias, y en los momentos de llenado del tanque principal, soltar el agua, como ha sucedido por las mañanas, permitiendo que el agua arribe a las viviendas, comercios y oficinas.

El Ayuntamiento al mismo tiempo informa que sus pipas, que reparten de manera gratuita el agua, dejan de hacerlo alrededor de las siete de la tarde-noche y se guardan, excepto aquella que solicitó la Dirección de Protección Civil al cuerpo de bomberos; pasadas esas horas, el reparto del agua deja de ser responsabilidad del Ayuntamiento.