Periodico Express de Nayarit
Inicio

Gabriel, niño perdido; ayúdenos a encontrarlo

2016 / 08 / 01

Acaponeta//Redacción

A través de este medio solicitamos la participación de toda la ciudadanía para ubicar al niño Gabriel de la Cruz Enríquez, de 12 años de edad, menor indígena que vive en situación de calle y que es buscado por su señor padre Máximo de la Cruz Aguilar, quien radica en la comunidad de Isla del Bosque, del municipio vecino de Escuinapa, Sinaloa. Existe toda una historia detrás de este pequeño, en la cual estuvo muy involucrado el Sistema DIF de Acaponeta, que preside la señora Silvia Morelia Vaca de Aguiar, quien pensaba que ya estaba resuelta la situación del menor, pero en los últimos días se complicó, por lo que se solicita la colaboración de los habitantes de Acaponeta para su localización.

La historia es la siguiente: El pasado mes de marzo del presente año, el presidente municipal Malaquías Aguiar Flores, a su paso por la calle Jalisco, justo detrás de la Casa de la Cultura “Alí Chumacero”, vio a un niño que dormía sobre la banqueta, por lo que giró instrucciones para conocer el estado del menor, a lo que se abocaron la Dirección de Seguridad Pública y principalmente el DIF Municipal, que efectivamente comprobaron que el niño deambulaba y dormía en la calle y al abordarlo, encontraron fuerte resistencia del infante a comunicarse o a aceptar alimentos, pero, no sin trabajos, supieron que el pequeño tenía once años de edad, que se llamaba Gabriel de la Cruz Enríquez y que era originario de una comunidad indígena del municipio de Huajicori, en su parte donde colinda con Durango. Descubrieron que el menor había salido de su hogar en busca de su padre, pero al no hallarlo, se vio obligado a pernoctar en la vía pública o afuera de algunos comercios donde se sentía seguro, como el Oxxo de la plaza Paseo Gardenia, de donde fue recogido por el DIF.

Poco después ubicaron a un tío de Gabriel, que vive por el rumbo del bordo de contención del río y ahí fue aceptado por unos días, ya que la convivencia con este niño es difícil, pues no acepta tan fácilmente el mando y vive en un estado de permanente desconfianza hacia los demás, por lo que se volvió a la calle, ante la sorpresa e impotencia de esos familiares. Nuevamente, DIF lo recogió y lo entregó a otra tía que radica en la colonia El Centenario, quien aceptó tenerlo mientras encontraban a la madre, y posteriormente, las indagatorias del DIF tuvieron éxito, logrando hallar a la mamá, quien al ser evaluada por el personal del área de psicología DIF, descubrieron que la propia señora tenía problemas de estabilidad emocional; luego de pedirle los documentos de identidad de su hijo, la señora pretextó ir a buscarlos, pero la verdad es que se desentendió de Gabriel, abandonándolo a su suerte. El DIF, en consecuencia, entró en contacto con las religiosas de la Casa Hogar Asunción de María, que se encuentra en la ciudad de Tepic, donde estuvo aproximadamente un mes internado, quienes apoyaron en resguardarlo mientras se localizaba a un familiar directo (padre y/o madre); justo es decirlo, el adolescente progresó, mejoró su aspecto, salud y se abrió más a la comunicación el tiempo que estuvo resguardado en la Casa Hogar.

Para su fortuna y gracias a que el DIF no se olvidó del caso y con la ayuda del DIF Escuinapa, lograron ubicar a su padre en la localidad de Isla del Bosque, por el rumbo de Teacapán, quien finalmente se hizo cargo del pequeño, que gracias a los cuidados de las monjas de la Casa Hogar y del propio DIF, mejoró su condición de salud e imagen, pues sufría notoria desnutrición y malas condiciones de higiene.

Por fin fue entregado a su padre en las instalaciones de DIF Escuinapa y cuando todo parecía tener un final feliz, resulta que hace unos días, el señor Máximo de la Cruz Aguilar se comunicó a Acaponeta para preguntar si sabían algo de su hijo, ya que había escapado y él suponía había regresado a Acaponeta y, efectivamente, una persona que labora en el propio DIF lo ubicó en el Oxxo del crucero, dando aviso a la Dirección de Seguridad Pública, pero al notar Gabriel la presencia policiaca huyó a la carrera, atravesando la carretera sin el menor cuidado en su loca fuga, lo que obligó a los gendarmes a abandonar la persecución.

Ahora, con el papá en su búsqueda, con el sustento de DIF Acaponeta y de su presidenta la señora Silvia Morelia Vaca de Aguiar, con el apoyo del primer edil Malaquías Aguiar Flores, se hace necesario hallar a Gabriel para velar por su seguridad y evitar que pronto pueda caer en las garras de la drogadicción o la delincuencia, por lo que se solicita la colaboración de todos para encontrar al muchacho, de ser así comunicarlo a la Dirección de Seguridad Pública al teléfono 01 (325) 25 201 00 o al DIF municipal 01 (325) 25 203 15, lo cual se les agradecerá.