Periodico Express de Nayarit
Inicio

RELATOS DE PASIÓN

Rigoberto Guzmán Arce

2016 / 07 / 20

CAPÍTULO XCV

Por culpa de los veranos vividos y que son especiales y mágicos siempre.

474.-JUNO
La Sonda o proyecto espacial Juno, ya está en la órbita de Júpiter. Duró cinco años y en la travesía dirigido por la NASA, recorrió millones de kilómetros, mientras tú y yo íbamos caminando por la vida terrenal en el tiempo que inventamos los humanos. Afuera, en el espacio sideral, la oscuridad casi total y el movimiento de las esferas de cuerpos gigantes que parecen de mentira, como de película de ficción.

Los científicos casi siempre consultan las culturas antiguas para buscar personajes que entronicen con los sueños, de ejemplos épicos, Dioses y tragedias. Somos parte de la civilización que no se resigna a vivir simplemente sin contestarse las interrogantes de los humanos al momento de tener consciencia de nuestro paso efímero por las luces y sombras.

El mirar al cielo, el infierno, a los demás y estar involucrados como especie. Dejar o tener la amistad de unos y el amor de otros. Nos acompañamos por fuerzas enigmáticas como el amor y nos desligamos tan difícil o fácil como el aborrecimiento.

Qué poder nos guía cuando nos sentimos solos en el significado amplio de la palabra y sus consecuencias. En eso estoy cuando contemplo la imagen que nos envía la Sonda Juno. Júpiter enorme, poderoso acompañado de tres de sus lunas. Estoy atento a mis palpitaciones, suspiros y respiración cuando me siento pequeño porque aquí en la tierra seguimos de insectos involucrados en lo insustancial. Lo relativo de la vida de cada cual.   

475.- MENSAJES
Disculpe los mensajes de amor que estoy leyendo en Facebook: zsave ke heztoi henamoraddo mhuncho de thi i kiero que zeaz aljo mass ke amijo. Lla chale, degame heskrivirthe i por fvr nezzesito berte porke the esztrallo. Mui vuenosz dhyaz, jraziaz por la fotojrafia ke me embiazte. Igole no me akordava hde thu cunpleallos. Herezz my bida ke el zielo te rekompenze. Ollez lla me devez um zaludo. Heya me digo que me keria. Listo, estoy en la sesión cincuenta para el aprendizaje del nuevo idioma. Llegará el momento que ya no los entienda o quizás sea un experto en lenguas modernas.

476.- LABIOS

No sabes y es natural. Desde una esquina del viento, sentidos en la luz que envuelve y sobre piel que alcanza como el cielo. Circunstancia que acerca, sin prisa ni eslabón, voy espiral o caracol en la suavidad del delirio y la tentación, esa manzana o el licor que se presenta y es tan cierto que basta unos centímetros para que se levanten pétalos y ondulaciones, vuelos de palomas.

La copa de licor es solicitud, encendidos sentimientos y que por invento de claridad, son tus fuegos, el lento sin perderme tu mirada, que se posan y en instantes el color de tu carmín deja huella, eternidad de labios coronados.

477.- MÚSICA
Me hundo sin querer queriendo, porque es fatal acostumbrarme a escribir con las canciones que busco en YouTube. Me cuesta tanto concentrarme en la frase y mejor recuerdo los rostros, la sonrisa aquella y las conspiraciones ganadas del amanecer o de estrellas con luna llena cuando la noche era pasión.

Escribo ya tembloroso porque es como las altas mareas donde zozobra mi barca y ya no concentro mis pensamientos y se convierte en el peor de los sufrimientos. Es el laberinto que no encuentro el hilo del regreso, ni la esperanza.

No quiero acostumbrarme a escuchar canciones mientras escribo porque surgen polos nortes multiplicados que mi brújula del alma se trastorna y quiere volar hasta todos los siglos para buscarte inclusive hasta el confín más alejado de mi estudio y la mesa a prueba de ruidos. En lugar de ser incisivo, pido perdón y se revuelve mi mundo interior y los ríos ya son montañas, el frío es el calor, los desiertos trocan a bosques y me falta la valentía requerida en estos momentos de decisiones y soy capaz de ponerme de rodillas ante mis enemigos. La música debe ser mágica como antes.

478.- DESNUDOS
No, es la verdad y juro por Dios, que desde hace días con lo que esto significa, me mueve decirte que discúlpame, pero por todos los cielos provocas el deslumbramiento de mi ser completo, ante lo que irradia la sensualidad que me premia o castiga por bendecirte en la vida, porque los años se abren ante tu galanura, mientras voy pregonando que desde luz azul, que ya es mucho escribir, surge un torrente de despertar, un placer nunca vivido, sentido y me arrodillo ante tus pies desnudos que es un regalo que conmueve y hechiza, sin que lo entiendas, lo cual no estoy dispuesto a explicar…

Me rindo ante tu belleza, tus dedos de piel suave, las lunas posaron en la constelación de curvatura, los espacios y resquicios de arena y sal, dejaste la huella en la playa de mi alma. Sin consentimiento alguno los recorro primero con mis manos el descubrimiento, encuentro íntimo…amor mío…amo tus pies desnudos…. Continuarán los relatos de pasión el próximo miércoles.