Periodico Express de Nayarit
Inicio

Frailes Franciscanos se dirigen a Tepic, caminando

2016 / 06 / 20

Zona sur//Francisco J. Nieves

Caminando, poco a poquito; cargando una mochila y apoyándose en un bastón.
Así es como un grupo de religiosos que provienen de Magdalena, Jalisco, se dirigen a la capital del estado para cumplir con uno de los preceptos de su espiritualidad a la que llaman Itinerancia.

El grupo lo conforman 19 personas. Todos pertenecientes a la Orden de los Franciscanos, entre ellos un sacerdote y tres frailes. Los demás son postulantes – postulantes Franciscanos – o seminaristas cuya edad fluctúa entre los 20 y los 30 años.

 De Magdalena partieron el pasado sábado, en las primeras horas. Ayer arribaron a Ixtlán del Río luego de haber recorrido aproximadamente 70 kilómetros.

Ayer domingo tomaron la carretera Internacional para dirigirse a la ciudad de Tepic. Las condiciones climatológicas les permitieron caminar sin tener que soportar los candentes rayos del sol. Estaba nublado, y así pudieron enfilarse a la capital del estado bordeando la cinta asfáltica.
 
Al filo de las 12 del mediodía traspasaron el crucero de Jala; todos ellos encabezados por el Sacerdote Franciscano Fray Marco Antonio Gudiño, de Guadalajara, quien es asistido por los frailes Fray Julio, Fray Alberto Muñoz y Fray Francisco Martínez, de Guadalajara, de Monterrey y de Los Altos de Jalisco.

“Estamos viviendo una experiencia muy hermosa a la que nosotros llamamos Itinerancia, la cual consiste en predicar con el ejemplo y propiciar un encuentro fraternal entre nosotros mismos; es decir, vivir como hermanos, alabar a Dios y compartir la Eucaristía”, señaló al respecto uno de ellos.

El grupo de referencia, insistimos, se dirige a la ciudad de Tepic. “No traemos dinero, pero nos acogemos a la providencia de Dios”, según lo explicaron.

A la capital nayarita llegarán este lunes o martes. Se regresarán a Magdalena el próximo jueves. Mientras tanto, ahí van, paso a pasito, bordeando la carretera y sorteando las adversidades e inclemencias del tiempo…