Periodico Express de Nayarit
Inicio

Realizan notable ceremonia prehispánica en San Felipe Aztatán

2016 / 04 / 26

Tecuala//Redacción

Ante un nutrido grupo de indígenas huicholes y coras llegados de distintos puntos de Nayarit e incluso de Jalisco, el maestro Don Rafael Díaz Mayorquín, gestor, luchador social e impulsor del proyecto histórico-cultural “De Aztlán a Tenochtitlán... Caminemos de Nuevo”, el cual busca reconstruir la ruta que siguieron los aztecas-mexicas, proyecto que nace y se desarrolla en la comunidad tecualense de San Felipe Aztatán, se llevó a cabo un convivio y una muy interesante ceremonia religiosa que encabezaron los marakames y el gobernador tradicional de los pueblos originarios, en un sitio emblemático de las culturas prehispánicas de la región: La Loma, ubicada en la localidad de Huachotita, donde en la antigüedad fue un importante centro ceremonial del Señorío de Aztatlán.

Como invitado especial estuvo el Dr. Javier López Sánchez, director general del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, quien es Licenciado en Educación Primaria para el Medio Indígena por la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), maestro en Lingüística Indoamericana por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y Doctor en Educación por el Instituto Multidisciplinario de Especialización (IME), y que preside, a pesar de su juventud, el principal del Consejo de Ancianos del pueblo maya-tseltal del estado de Chiapas que agrupa a 125 pueblos, quien anda recorriendo el país promoviendo el mensaje que dice que todos los hablantes de lenguas indígenas en el país tienen el derecho de utilizar su lengua materna en cualquier ámbito de la vida pública y privada, porque en caso contrario se viola un derecho humano fundamental. Este personaje llegó acompañado por su pareja Yolanda Ibáñez. También fue invitado especial a la ceremonia el alcalde de Acaponeta, Malaquías Aguiar Flores, quien envió en su representación al director de Comunicación Social, Lic. José Ricardo Morales y Sánchez Hidalgo. Presentes en el acto estuvieron el Gobernador Tradicional o principal de las comunidades originarias, Sr. Martín Carrillo de la Cruz, que tiene su asentamiento en la comunidad de El Roble, en el municipio de El Nayar, acompañado del Marakame Sr. Maurilio Trinidad Chibarras, de la comunidad de la Mesa de Huanacaxtle, municipio de La Yesca, quien de algún modo estuvo a la cabeza del ritual indígena que ahí se llevó a cabo, alrededor de una fogata, donde, luego de santiguarse o hacer una breve oración según la creencia de cada uno, los indígenas y los invitados pasaron a depositar en el fuego una pequeña ofrenda en señal de respeto y para llenar de energía en entorno.

El motor de estas actividades es, sin duda, el ex presidente municipal de Tecuala, Don Rafael Díaz Mayorquín, quien expresó a los muchos que llenaron la falda del centro ceremonial La Loma, la importancia de la presencia del Dr. López Sánchez, pendiente todos los días y en todos los rincones de la patria, dijo el oriundo de San Felipe, “de que las 364 lenguas indígenas que hoy existen se mantengan vivas, vigorosas, como el hilo conductor de las relaciones entre sí y el castellano. Las lenguas, desde el punto de vista jurídico son todas iguales; la lengua nayeri, la o´odham, la mexica, la wixarika, y todas las demás, no son inferiores que el xastellano o cualquier otra en el mundo”; dicho esto Don Rafael Díaz Mayorquín explicó las razones de por qué se hacía ese acto al pie de La Loma, ya que era un lugar sagrado y centro de reunión de los antiguos habitantes del Señorío de Aztlán-Aztatlán.

Luego de la ceremonia con los marakames, donde el Sr. Maurilio Trinidad Chibarras, recordó a todos que la madre tierra está enferma y que depositar en el fuego las ofrendas, aunque se trate de “un leñito” se ofrece energía a los cuatro puntos cardinales, al aire, al agua, expresó el Marakame que allá arriba, refiriéndose a las zonas serranas, no se contamina a la madre Tierra, que para ellos el fertilizante era espiritual; y al término de su intervención las autoridades de San Felipe quisieron mostrar también lo que culturalmente se produce en la zona, con el grupo de baile del Templo de Talpita y al cancionero del pueblo, el Prof. Juan José Romero Ramírez, para cerrar la jornada con un baile prehispánico interpretado por los habitantes del lugar y miembros convencidos del movimiento “De Aztlán a Tenochtitlán... Caminemos de Nuevo”, quienes con vestiduras aztecas e instrumentos musicales prehispánicos como chirimías, caracoles, teponaxtlis y semillas a manera de cascabeles en los pies, interpretaron varias piezas que, sin cansancio alguno bailaron vigorosamente. Todos ellos forman parte del grupo de Díaz Mayorquín, que al día siguiente partirían de nueva cuenta a la ciudad de México, parando en puntos estratégicos y centros ceremoniales en Nayarit, Jalisco, Zacatecas, México, etc. hasta llegar a la gran capital mexicana, antigua Tenochtitlán, donde serían recibidos por las autoridades capitalinas.