Periodico Express de Nayarit
Inicio

RELATOS DE PASIÓN: -CAPÍTULO LXI-

Rigoberto Guzmán Arce

2015 / 09 / 24

 A Mateo Santiago López, “El Tequilita”.

306.- VOLADORES
De joven y en El Llano durante las fiestas patrias en su culminación, eran el espectáculo esperado. El colorido de sus trajes y la osadía. Los Voladores de Papantla que desde la altura de un poste y juntos se abren como si fuera una campana o una flor al abrir sus pétalos que se dibujan al aire, hecha de sogas y ellos boca abajo.

Espectacular mientras un hombre arriba sigue tocando un tamborcillo y el sonido agudo de una flauta, tipo chirimía. Me provocó en aquella época admiración por su valentía y amor a su cultura de pueblo ancestral. Aquí están de nuevo en mi pueblo en sus fiestas y en la plaza Eulogio Parra. Es la noche del 17 y muy pocos fuimos testigos. Era desolador. Los sigo admirando a pesar de todo.

307.- ERACLIO
Lo conocí por sus cuentos de las entrañas de la selva chiapaneca. La prosa abundante. Después en un documental de su vida y obra cuando viaja a sus raíces y sus orígenes para irnos narrando su infancia, los caminos y el cielo y tierra maravillosa de sus recuerdos y su potente imaginación que brota por un árbol, una flor o las historias que le cuenta su mejor amigo.

Allí están en la selva conversando y tratando de hacernos cómplices por el amor a sus lugares comunes. Regresa de noche a su departamento a la Ciudad de México, cansado, pero fortalecido. Militante de aquel Partido Mexicano Socialista y combativo que se convierte en candidato de su querido estado y participa en gobierno.

Lo conocí físicamente y estaba en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, recibiendo un premio o un homenaje. Se veía feliz y bonachón; de bigote y cachetón. Estaba en la mesa de honor acompañado por el amigo que le cuenta historias, fábulas y le recuerda las cosas que se le van olvidando. Cuando sonríe le tiembla el estómago a pesar de su traje.

La noticia me llega: Eraclio Zepeda ha fallecido y me da tanto pesar que los hombres buenos se despiden en mis tiempos de incertidumbre cuando mi espíritu se llena de tristeza.

308.- BOOM
La agente literaria Carmen Balcells fue una de las provocadoras al detonante del famoso “Boom Latinoamericano”. Cuando nadie creía en los escritores que iniciaban sus creaciones como Gabriel García Márquez, tuvo que insistir tantas veces a editoriales españolas para que le publicaran ¡Cien años de soledad! hasta lograrlo.
Se cobijaron en ella Julio Cortázar, José Donoso, Mario Vargas Llosa, Pablo Neruda, Carlos Fuentes… y tantos que abrieron las puertas de nuestras lágrimas, dolores y alegrías contagiosas de nuestros pueblos a todo el mundo. Defendió los derechos de autor para que no fueran simples objetos de las grandes compañías que le carcomen el patrimonio literario a los que publican.

Me imagino a los vivos y muertos el profundo cariño que derraman a esta ilustre mujer que en Barcelona los acaba de acompañar a su morada inmortal.

309.- ILUSTRE
Vertiginoso y locuaz, lo que más quería en este mundo desde su querido Zapotlán, era a la palabra. Nos podemos comunicar en estos tiempos de redes, textos, imágenes, pero no hay nada más bello que el sonido de la palabra, su nacimiento del manantial mental para ser el agua clara que brota desde las rocas.

Escribió libros, Confabulario, La Feria, Vana Invención, pero lo que más quería era hablar. También estar apasionado al ajedrez y el tiempo seguía siendo su esplendor y miseria. Memorables sus monólogos y entrevistas por televisión pública. Hable y hable de todo. Me cautivaba su erudición, pero era maravillosa y poética la visión sobre los seres y objetos.

Este lunes lo llevan a la Rotonda de los Hombres Ilustres en el centro de Guadalajara y lo conservarán en una estatua de bronce de dos metros de altura con un costo de 500 mil pesos.

Juan José Arreola, el hombre del pelo revuelto y de capa negra con su voz chispeante estará todo el día y la noche entre los ruidos de autos, silbatos de tránsitos y el rumor del paso del tiempo; conversando con Juan Rulfo para decirle que también se venga a estar parado en este lugar para recordar la vida completa, de amistades y de amores. Para recordar su región sur de Jalisco, la que aman tanto y que jamás se olvidan de ella ¿Te acuerdas Juan?

310.- LUCTUOSO
Este sábado se cumple un año de los desaparecidos estudiantes de Ayotzinapa. Han corrido millones de litros de tinta, cientos de marchas, videos y reclamaciones, hasta una “verdad histórica” que se cayó en pedazos. Lamentable que en este aniversario luctuoso siguen las contradicciones, discursos y desencuentros. Los castigos están esperando… faltan los culpables ¿Quiénes y por qué los asesinaron?

311.- BARCO
Miércoles de zozobras, el barco de la nostalgia se hunde y la plaza casi sola en este 16. Camino por entre los puestos y ninguna alma de la caridad. Avizoro un lugar y me siento en un banco de madera y pido un trago que después se hicieron varios porque iban llegando como fantasmas, amigos de tantos años y nos llega la noche.

Aquí está Mateo Santiago “El Tequilita”, Mora, “El Balazo”, Armando “Chito” Altamirano, mi tío Chuy, Toño mi acompañante. Y el barco cruzó mares de recuerdos, la calle Morelos y las amistades y los esplendores de aquel barrio de las Siete Esquinas y ante los vientos huracanados logramos la travesía de las horas que nos parecían efímeras por las dosis del alcohol hasta llegar a buen puerto cuando nos recibían con música y flores como marineros embriagados.

Felices nos fuimos después de la lluvia que nos parecía una hermosura… Continuarán los relatos de pasión el próximo jueves.