Periodico Express de Nayarit
Inicio

Conjeturas : EL PRI OBLIGADO A GANAR

Francisco Cruz Angulo

2015 / 02 / 10

Por el solo hecho de no haber cumplido los requisitos legales que marca la convocatoria del proceso interno de selección de candidatos en el PRI, quedó fuera el aspirante Alejandro Galván a una diputación federal por el distrito II con cabecera en Tepic. Así quedó como precandidato único el Ing. Gianni Ramírez, diputado local con licencia por el quinto distrito electoral.

De hecho quedaron como precandidatos de unidad, es decir, amarrados, los siguientes cuadros priistas: por el primer distrito con cabecera en Santiago Ixcuintla, el ex alcalde acaponetense, Efraín “El Gallo” Arellano; por el distrito dos, Gianni Ramírez, y por el distrito tres, Jasmine Bugarín, diputada local con licencia.

Si analizamos el entorno político actual en la entidad, el más difícil para el tricolor es el distrito dos, siempre y cuando se den dos circunstancia: que el PAN postule a buen candidato de alto perfil profesional y que las expectativas de cambio que genere el actual alcalde panista Dr. Leopoldo Domínguez se concreten en acciones de gobierno que, por cierto, hasta ahora no lo ha logrado  por cuestiones financieras.

Otro factor que apunta a favor de los candidatos del PRI es que en esta elección federal no habrá una alianza entre el PRD y el PAN.

De acuerdo a declaraciones del líder estatal del PRD, Mtro. Francisco Javier Castellón Fonseca, ese partido postulará candidatos propios en los distritos I y II, en tanto en el tercero irá coaligado con el PT, por lo que este partido postulará a su candidato.

Como es del dominio público, estas dos organizaciones de izquierda carecen de una buena estructura territorial y sus posibles candidatos no son tan populares.

Si tomamos como referencia la última encuesta nacional de Parametría publicada en el diario Reforma, el PRD obtendría 12% mientras que el PT de 4 a 5 puntos. De ser consistente esa intención de voto durante la campaña electoral, el 17% no alcanzará para ganar  una elección federal.

Si a lo anterior le agregamos la enorme apatía de los ciudadanos nayaritas para acudir a los centros de votación, el abstencionismo será uno de los fenómenos a vencer por los candidatos y los partidos que participarán en la competencia.

¿Qué es lo que esperamos los electores?

1.-Que todos los candidatos a diputados federales se comprometan a profundizar en la reforma de nuestro sistema de derecho que hoy en día es muy cuestionado por amplios sectores de la sociedad.

2.-Que nos sorprendan y siguiendo el ejemplo del presidente Enrique Peña Nieto y hagan pública su declaración patrimonial. Una declaración de si hay o no conflicto de interés y lo que he subrayado en esta columna, que den a conocer su declaración de impuestos cuyo objetivo será que su trabajo legislativo no sea utilizado para hacer negocios por debajo de la mesa.

3.-Que nuestros próximos legisladores se comprometan a que en el próximo análisis y debate del Presupuesto de Egresos del 2016 negocien más recursos federales para Nayarit, sobre todo en salud, educación, infraestructura carretera e hidráulica y sector agropecuario, en virtud del posible recorte de recursos federales para el 2016 a consecuencia de la creciente caída de la producción y el precio del petróleo en los mercados internacionales.

Todos los nayaritas esperamos que los candidatos realicen una campaña de propuestas y que no incurran en las llamadas campañas sucias por medio de las redes sociales.

Si bien tenemos que reconocer que el gobierno de Roberto Sandoval ha sido uno de los más beneficiados por el mandatario federal Enrique Peña Nieto (ni siquiera lo tuvo el gobierno de Antonio Echevarría durante el  sexenio del ex presidente panista Vicente Fox que supuestamente eran amigos). Ahora en las elecciones federales el priismo nayarita está obligado a ganar los tres distritos electorales para que desde la Legislatura Federal el presidente Peña Nieto disponga de una mayoría para dar continuidad a su proyecto reformista, hoy sostenido en alfileres por la estrepitosa caída del precio del petróleo y un crecimiento económico que avanza a duras penas.

El autoproclamado primer priista, líderes estatales y sus candidatos tienen este gran reto.