Periodico Express de Nayarit
Inicio

DIF Santiago

Encuentra hogar para ancianito abandonado

2013 / 10 / 10

Santiago Ixcuintla//Redacción .- La historia de don Felipe es quizás como la de muchas otras personas de la tercera edad; hombres y mujeres que tras el paso del tiempo se convierten en un rostro olvidado e ignorado por la sociedad, que no mira hacia su propio futuro, que muy seguramente será llegar a la edad de los años dorados.

Cargado de ilusiones llegó a tierras nayaritas hace 20 años, proveniente del estado de Zacatecas, con la esperanza de tener una mejor vida; echando raíces en la comunidad de Estación Yago, lugar que desde entonces fue testigo del paso de sus años, en los que solo  pudo acumular soledad, humildad y olvido.

A sus 99 años don Felipe tiene andar lento, lucidez muy clara de las cosas vividas, y una enorme sonrisa que no desaparece de su rostro, pese a vivir solo y de la caridad de la gente, debido a su extrema pobreza, pero aun así se describe como el hombre más afortunado del mundo.

Su refugio durante estos últimos años fue un cuarto de ladrillos que parece caerse de un momento a otro, en su interior solo basura, un colchón viejo, una mesa de plástico, su plato y sus cuatro gatos,  cosas que para él eran sus más grandes posesiones.

Tras entrar a la tercera edad don Felipe ha vivido de la buena voluntad de sus vecinos, que casi a diario le ofrecían la comida del día,  pero también vivió el rechazo, y la indiferencia de la sociedad, que parece ponerse una venda cuando está frente a casos como el de don Felipe, para hacer que no existen.

Por fortuna existen aún muchas personas comprometidas a apoyar a las personas en desamparo, y fue gracias a ellas que DIF Santiago, que dirige Priscila Gabriela Tarabay Hernández, conoció este caso.

Tras el señalamiento de las condiciones en las que vivía don Felipe, el personal del área de trabajo social de DIF municipal se dio a la tarea de trabajar en el caso buscando mejorar sus condiciones de vida; por lo que se le propuso vivir en el  “Asilo de Ancianos Hermoso Atardecer”, de la ciudad de Tepic.

Tan solo cuatro días bastaron para buscar un lugar donde vivir, efectuar exámenes médicos y realizar averiguaciones, para darle a don Felipe un lugar digno donde pasar sus días, y sus noches, sin que esté con el temor del sol, la lluvia o el frío.

Hoy, después de muchos años de soledad, el goza de un techo, comida caliente, amigos, y atenciones, que por muchos años no tuvo, gracias a las gestiones de DIF Santiago, que busca apoyar siempre a la gente que más lo necesita.