Periodico Express de Nayarit
Inicio

Gracias al periodismo narrativo 

Podemos ofrecer realidades no tan crudas: Sanjuana Martínez

-La presencia de las mujeres en la cobertura de temas de alto riesgo como la violencia permitió humanizar la forma de narrar las historias, señaló la periodista en la mesa Escribir la realidad: nuevo periodismo latinoamericano, en la Feria Internacional del Libro de Costa Rica
-La ponente participó dentro del programa de actividades de la delegación representativa de México, País Invitado de Honor en la edición 14 del encuentro librero

2013 / 08 / 28

Cd. de México//Redacción

La periodista y escritora mexicana Sanjuana Martínez, quien ha investigado para diversos medios nacionales e internacionales asuntos relacionados con la defensa de los derechos humanos, violencia de género, el tráfico de mujeres y niñas, y el crimen organizado, participó junto a los periodistas costarricenses Karina Salguero y Álvaro Murillo en la mesa Escribir la realidad: nuevo periodismo latinoamericano, en el marco de las actividades de México como País Invitado de Honor de la 14 Feria Internacional del Libro de Costa Rica (FILCR).

Álvaro Murillo, galardonado con el Premio Nacional de Periodismo Jorge Vargas Gené que entrega anualmente el Colegio de Periodistas de Costa Rica, refirió que  “la crónica, lejos de ser un ejercicio de estética, de ser un dibujo con flores, tiene un tremendísimo valor informativo de nosotros mismos: Nos explicamos mediante las crónicas”.

La presencia cada vez mayor de las mujeres en la cobertura de temas considerados de alto riesgo en el oficio periodístico como la violencia derivada del narcotráfico y la trata de blancas en algunos países latinoamericanos permitió ‘humanizar’ la forma en que las historias son narradas, ya que, para Sanjuana Martínez, “cuando nosotras empezamos a hacer crónica, empezamos no solamente a contar los muertos, sino a contar las historias de vida que había detrás de esos muertos”.

“Los elementos de la construcción narrativa de los géneros periodísticos tienen que ver mucho con la administración de la información: desde un principio (debemos) irla administrando para tener, como en una obra de teatro: presentación, argumento, desenlace. Ir manejando el suspenso”, señaló la ganadora del Premio Nacional de Periodismo 2006 por sus investigaciones sobre pederastia cometidos por el clero.

Para Sanjuana Martínez, finalista del Premio Nuevo Periodismo de la Fundación Gabriel García Márquez en 2010, y quien durante casi 25 años de carrera ha mostrado un particular interés por temas de género y narcotráfico, “es gracias al periodismo narrativo que podemos ofrecer realidades no tan crudas”.

Karina Salguero-Moya, editora de las revistas internacionales Orsai y Rara, y directora creativa de la Feria Internacional del Libro de Costa Rica, subrayó el papel del editor en el ejercicio de la crónica periodística: “Reconocer historias que se tienen que contar de diferentes maneras. Hay historias que son fotográficas, hay otras historias que sólo deberían ser en cómic; y cómo reconocer eso y cómo pensar en que lo que tenemos que comunicar, lo que tenemos que registrar, realmente se lea”.

Álvaro Murillo rechazó la idea de que “la crónica es útil para contar lo ordinario. Cuando ocurren masacres es de repente más fácil hacer una historia extraordinaria, porque lo extraordinario acaba de ocurrir”, dijo, y aseguró que, “de cerca, toda realidad, en principio, es extraordinaria”.