Periodico Express de Nayarit
Inicio

El Ceboruco, de los más activos de México

2013 / 05 / 15

Zona sur//Omar G. Nieves .- Debido a la atención, y la tensión, que en estos días se está prestando a la creciente actividad volcánica del Popocatépetl, muchos habitantes del sur se preguntan acerca del estado que guarda El Ceboruco, cuya erupción más fuerte registrada data del año 1870, cuando el coloso provocó grandes daños a las poblaciones colindantes.

De acuerdo al Instituto de Geofísica de la UNAM, el Ceboruco es uno de los diez volcanes más activos de la república. Su ubicación está en la porción occidental del Eje Neovolcánico Mexicano y sus coordenadas son 104°30’W,21°7,5N’, teniendo una altitud de 2164 metros sobre el nivel del mar(msnm).

“Ceboruco”, significa “El Gigante Negro”, aunque uno de los cronistas de Ahuacatlán, Andrés Montero Flores, escribió que también puede traducirse como “pedregal o “hacinamiento de piedras”, por el origen de la palabra hispano-árabe. Es éste mismo compilador quien indica que el nombre prehispánico del volcán es “Tonán”, en honor a la diosa “Tonantzin”, que quiere decir: “la que da a luz”.

Es el quinto más importante de México, su base diametral mide 75 kilómetros y parte de la gran Sierra Madre Occidental que atraviesa todo el país de poniente a oriente.

A la fecha este volcán ha hecho cinco erupciones por centenares de años. De la cuarta a la quinta han pasado por lo menos 500 años.

El cráter - informa el Instituto de Geofísica - se encuentra abierto, presentando salidas de vapores y gases, “así que es acertado afirmar que la sexta erupción podría desarrollarse lenta y pacífica como las anteriores”.

Por otro lado, en una entrevista concedida hace años a Express Regional por el vulcanólogo Ricardo Saucedo Girón, investigador especializado en vulcanismo explosivo y riesgo volcánico, comentó que las eventuales erupciones volcánicas sólo pueden ser predecibles hasta cierto grado cuando existe un monitoreo continuo, donde se tiene que llevar un registro de estaciones sísmicas alrededor del volcán, análisis de gases, de agua de manantiales, observaciones directas, mediciones de deformación del volcán, etcétera.

Asimismo, Ricardo Saucedo dijo que los daños que pudieran afectar a los pueblos sureños en caso de otra erupción volcánica del Ceboruco varían entre los flujos de lava, la caída de ceniza, los flujos piroclásticos, que son ceniza incandescente que se mueve a velocidades supersónicas, entre otros, como pequeños temblores.

Finalmente, de acuerdo al experto, aunque los volcanes son producto de un mismo fenómeno, es casi improbable que actúen simultáneamente, pues son independientes.

“Son producto de la subducción de la Placa de Cocos y de Rivera que están subducciendo en el Pacífico. Entonces están empujando hacia el continente, el continente se fractura, y por ahí entonces sale el magma y forma los volcanes. Pero cada volcán del Cinturón Volcánico Mexicano es totalmente independiente. No podemos estudiar uno y decir que se comportará de la misma forma en otros”, refirió.