Periodico Express de Nayarit
Inicio

      Clasificación  “A” : OTRO PAISANO Y GRAN AMIGO QUE HA CUMPLIDO CON SU TRANSITAR TERRENO, MISAEL DE SANTIAGO VELASCO. DESCANSE EN PAZ

Enrique Escanio Andrade

2012 / 03 / 14

Otro paisano que se nos adelanta para abrirnos camino y recomendarnos ante el todopoderoso, es el amigo Misael de Santiago, miembro de una familia reconocida y estimada en nuestro querido Ixtlán; hijo de don José de Santiago y doña Rosario Velasco. Misael residía  en Etchojoa, Sonora, en donde  estableció sus reales y formó su familia.

El Profesor Misael, con un amor profundo por nuestro querido pueblo Ixtlán, tierra de Dios y María Santísima, tuvo sus motivos para buscar en otros horizontes la aplicación de sus conocimientos adquiridos profesionalmente en el centro Normal Regional de Ciudad Guzmán, Jalisco, Institución que fue semillero de Maestros y éstos a su vez, jugaron un papel fundamental en la formación de muchos ciudadanos útiles a nuestro país.

Ixtlán tuvo el privilegio de ser parte de esa aportación educativa en muchos de sus hijos. La muestra, el profesor Misael de Santiago Velasco, quien por razones del destino - algunos dicen que políticas - a partir de 1978 sus cátedras, hasta su jubilación las impartió en el estado de Sonora, en donde le guardan  gran cariño al igual que los paisanos, en nuestro terruño.

Eran frecuentes las remembranzas de su infancia y juventud que transcurrieron en Ixtlán, en donde inclusive incursionó como locutor en Radio Río, conduciendo el programa mañanero Mi  Ranchito, que iniciaba a las seis de la mañana.

Misael, con su privilegiada memoria, nos permitía recordar a nosotros los paisanos, sobre todos a los canosos o pelones pues nos conducía con sus relatos por las calles, el Llano donde se juegan deportes como el futbol, su pasión; los barrios, por el campo, los ríos, las festividades septembrinas recordando a las reinas que mediante la votación del pueblo obtenían el cetro. Una de sus hermanas participó en estas competencias.

Con sus recuerdos que compartía, nos interrelacionábamos en sus recorridos con muchas personas: Políticos, líderes,  profesionistas, comerciantes, y sobre todos los personajes populares que le dan sabor a las localidades.

 Era un halago leer lo que publicaba en periódicos, en algunas páginas Web como ixtlannay.com; nayaritas.net así como en facebook, donde además compartía fotografías de maestros y alumnos de la época así como de diversos lugares de nuestro pueblo; igualmente sus investigaciones históricas.

Escribió dos amplios temas; uno dedicado a Jala de donde era su abuela paterna, doña Cruz Carrillo; y el otro a Ixtlán, donde apasionadamente va  relatando paso a paso y en una forma muy amena todas sus vivencias, de familia y de amigos; aun las más dolorosas, como el fallecimiento de su señor padre, acaecido cuando él (el profesor) era un adolescente.

La sorpresiva muerta de don José, su  papa, fue muy comentado en Ixtlán. Sus padres se dedicaban al comercio. Entre otras cosas tenían la distribución de gasolina o petróleo y de periódicos que llegaban de Guadalajara, como el Observador y el Occidental y los nacionales; y las revistas de nota roja; de la farándula como cinelandia entre otras, en donde las actrices o vedettes de la época lucían su palmito en los provocadores trajes de una sola pieza; Kity de Hoyos, Evangelina Elizondo, Ana Berta Lepe, entre otras, además los cómics, que yo a pesar de mi problema visual, devoraba página a página, entre ellos  mi ídolo de entonces; Superman, Archi, Tarzán, Domitila, Lorenzo y Pepita, la familia Burrón, Riki Ricón, y etc., etc.

Sobre ese legajo de páginas plegadas de recuerdos vividos con sus amigos a los que siempre les prodigó gran cariño, entre los que menciona al “Pollo, al Canelo, a Genaro, entre otros” y que disfrutaron en la  escuela, las canchas de futbol, las fiestas caseras, las septembrinas y las religiosas, lo escribió con mucho entusiasmo como recuerdo para su familia y sus amigos.

Y yo, pese a que hace apenas unos años entablamos amistad a través del  Internet, me considero entre los favorecidos con esa parte de su herencia. Soy poseedor de un tanto de ese ejemplar modestamente elaborado. Quizá tenía  la intención de culminarlo en un libro que no logró, pero  valdría la pena editarlo  y lo conocieran más paisanos.

Las páginas de ese trabajo, lo cierra con las letras del Corrido de Ixtlán del Río, de Julio Rodríguez, integrante de mariachi Ixtlán; Ixtlán del Río, del Dr J. J. Espinosa;  el Corrido de Nayarit de Saturnino Galindo; Lindo Nayarit de Juan Manuel Gallegos y en su última página con algo que no creo merecer escribe: “Como un recuerdo y prueba de amistad, para un paisano escritor y poeta. “AÑORANZAS DE MI PUEBLO IXTLAN” DE ENRIQUE ESCANIO ANDRADE.

Estos versitos de mi autoría y otros más, él los difundió en ixtlannay.com y Nayarit.net... De allí que paisanos que no recuerdo o no tengo el gusto de conocer en persona, me han hecho el favor de comunicarse conmigo y hacer sus comentarios al respecto.

En las frecuentes comunicaciones vía correo electrónico, hacíamos intercambio. Él me enviaba sus relatos, sus investigaciones, y yo le enviaba parte de lo que escribo, entre ellas algunas canciones grabadas en forma  muy modesta, pero que me han permitido participar en concursos nacionales.

Amigo Misael, nos vas abriendo camino, y sin duda nos servirás de aval cuando tengamos que pasar por la transición. Desde aquí un fraternal abrazo y mi oración, Q.E.P.D., y que tus familiares reciban la fortaleza divina por esta tu partida.


AÑORANZAS DE MI PUEBLO


Cual caja que recuerdos encierra miro la casa donde yo naciera: sus cuatro paredes de adobe, techo de tejas, el piso de tierra


Callejón con eco de motivaciones

jugar en el barrio de mis inquietudes, escuchar resonar mis canciones planes futuros de mis aptitudes


¡Cómo olvidar de correas mis huaraches barbiquejo y de palma mi sombrero, pantalón por doquier con sus parches ser vendedor, campesino y obrero!


¡Cómo olvidar el correr por tus calles!

¡Cómo olvidar el tañer de campanas el sentir del otoño sus aires;

el nacer o partir de las almas!