Periodico Express de Nayarit
Inicio

Propone Raúl Mejía reducir impuestos e incrementar salarios

2012 / 01 / 26

El presidente de la liga de economistas, Raúl Mejía, propuso el incremento al salario mínimo y la reducción de impuestos como una medida emergente para estimular el mercado interno, así como incentivos a las empresas por la generación de más empleos para poder enfrentar un clima económico adverso que afectará a México en los próximos meses.

Luego de los trabajos de la VI reunión plenaria de la fracción parlamentaria del PRI en el Senado de la República, Raúl Mejía estableció una serie de recomendaciones para accionar medidas de prevención ante una de las peores crisis mundiales en etapa de gestación y que muy probablemente eclosione ante de lo previsto.

No se trata de medidas populistas, sino de medidas contra cíclicas para evitar la catástrofe económica nacional ante una recesión mundial de alto impacto, pues de acuerdo a los datos la baja generación de empleos y de remuneración reales, dan cuenta de la debilidad que se observa en el mercado interno.

De acuerdo con el ENIGH entre 2008 y 2010 las familias mexicanas disminuyeron su gasto corriente un total en 3.8 % y en este sentido, el sector informal ha funcionado como válvula de escape ya que 13.4 millones de personas trabajaban en él durante el tercer trimestre de 2011.

El crédito del sector bancario en la economía es escaso. Como proporción del PIB se redujo de 52.3% en 1995 a 19.33% al tercer trimestre de 2011. Las exportaciones mexicanas atraviesan una fase de desaceleración, lograron su mayor expansión en mayo de 2010 (43.8%) y su mínimo crecimiento en noviembre de 2011 (10.1%).

Raúl Mejía dijo que entre las propuestas, se encuentra la de una política hacendaria integral. En la coyuntura una revisión legislativa exhaustiva del ejercicio del gasto público en el periodo electoral del que seguramente no habrá subejercicios en el primer trimestre del 2012 en programas asistencialistas como 70 y más y guarderías.

Otra de las propuestas es la de un incremento en el salario mínimo concertado con el sector productivo, en el marco de una baja temporal de impuestos y el plan de reactivación económica, para activar el mercado interno, siguiendo experiencias como la de Brasil.