Periodico Express de Nayarit
Inicio

Cosas de viejos… papeles : La finca donde estuvo el hotel bola de oro

Profr. Pedro Roberto Velasco Ortiz

2012 / 01 / 26

El señor Emilio Cosío compró dos fincas urbanas situadas en el cuartel cuarto de la Villa de Ixtlán. Una se la compró a los señores Andrés, Maximino, Simón, María Guadalupe, Dominga y Dionicia Villanueva, en el año de 1872 y la otra se la compró a Don Gervasio Valdez el día 8 de Noviembre de 1877.

Con estas dos casas formó una sola, la cual en 25 de febrero de 1881 se describió de la forma siguiente: Casa de habitación situada en el Cuartel Cuarto de esta población, calle de Hidalgo, manzana número dos, con igual número marcada la casa cuyos linderos son:

Al norte la casa habitación de Don Emilio Parra; al Sur, calle de por medio, el mesón de Doña Feliciana Ramírez; al Oriente también calle de por medio, la plaza de armas, y al Poniente casa de la propiedad de Don Melitón Espinosa; edificada en terreno propio en una área cuya extensión es de 34 varas por el Norte, 30 por el Sur, igual número por el Oriente y 34 por el Poniente y se compone de una tienda seguida de tres piezas por el Oriente, un pasillo con zaguán a la calle, y dos piezas por el Sur, otras dos piezas y cocina al Poniente y una pieza bodega al Norte; corredores al Oriente y Sur, todo de terrado; patio y corral con caballeriza el segundo de teja.

En la fecha en que se hizo la descripción de esta finca, su dueño la hipotecó en favor de Don Julián Ramírez Sánchez por la cantidad de mil 500 pesos.

Luego de pagar la hipoteca de esta casa, el Sr. Cosío la vendió el día 23 de enero de 1901 al Sr. Don Miguel Salazar – vecino de Jala – en la cantidad de tres mil pesos en moneda corriente de plata. Entonces esta finca ya estaba marcada con el número 68 de la calle de Hidalgo.

Tres años después, el Sr. Salazar la vendió al Sr. Doctor Don Nazario Coronado en el mismo precio que la había comprado. A partir de esta fecha desconozco quienes hayan sido los dueños de esta multicitada casa y cuando y quien haya sido el que la convirtió en el “Hotel Bola de Oro”; pero en el año de 1924 ya estaba establecido como cantina – hotel, siendo su propietario el Sr. Rogelio Anza - chofer, de 30 años de edad, casado, vecino de Tepic-.

Se consideraba este negocio como un hotel en regular escala con sus respectivos accesorios y se pagaban mensualmente 70 pesos por un contrato de renta y 30 por el sueldo de un dependiente.

A los huéspedes de este hotel, además de las atenciones que se les brindaban, también se les obsequiaba una hoja rayada que tenía impresa una litografía del citado hotel, para que la utilizaran en caso de que quisieran escribirle a alguien.

A continuación una carta enviada al Sr. Profr. Gonzalo Mota, quien entonces era delegado de Educación Publica en nuestro estado, escrita por Alejandro Patrón, maestro rural en ese tiempo:

“Muy estimado Sr. Mota: En este momento llegamos 3.45 de la tarde; hicimos un viaje enteramente felis (sic) por lo que respecta a demoras y no tuvimos más contrariedad que lamentar que Rosario y Chona se marean de un modo mortal pues fue preciso traerlas en brazos cosa que ya había pensado telegrafiar para ver si las dejábamos en esta pero como descansamos bastante en Ahuacatlán ya de ahí vinieron mucho menos mal.

Ha reinado la cordialidad más completa y hemos tenido algunos ratos verdaderamente gratos.- Los autos no pueden ir ya hasta el Portezuelo por lo que tenemos que salir de aquí en remuda cosa que haremos a las cinco de la mañana.

Por cálculos hechos aquí creemos estar mañana a las cinco de la tarde en Guadalajara y como las Sritas, llegarán fatigadas no nos será posible seguir en el rápido de ese día y por consiguiente saldremos en el de en la mañana del día siguiente.

Suplico a Ud. Saludar en mi nombre a las señoritas Ysaura y Jesús así como a todas las alumnas de la Normal y Ud. Señor Mota reciba la estimación respetuosa de su leal servidor.

Alejandro Patrón. Yxtlan del Rio; miércoles 9 de Julio de 1924”.

El domingo 29 de agosto de 1948, el Sr. Enrique Zepeda Arriola realizó un contrato de arrendamiento del mentado “Hotel Bola de Oro”, que concertó con su dueño, el Sr. Bartolo González.

Fuentes: Protocolos de los Lic. Crispiniano Madrigal, 1881; Francisco H. Espinosa, 1901 e Ignacio Martínez Ochoa, 1904. Archivo General del Estado de Nayarit. Tepic, Nay. Archivo de SEPEN. Tepic, Nay.