Periodico Express de Nayarit
Inicio

Adictos denuncian supuesto centro de rehabilitación

2010 / 04 / 15

Tecuala, Nayarit/Abril 14 de 2010. (Juan Fregoso).- Alejandro  Barrón Mejía y Daniel Ramírez López, quienEes estuvieron internados por espacio de tres meses en el Centro de Alcoholismo y Drogadicción, ubicado por la calle Mariano Escobedo número 174 al poniente de esta ciudad, afirman en entrevista que ellos se escaparon porque los internos reciben un trato inhumano por parte del director Gabriel Valdivia y del subdirector José Ernesto Ravelo.

Acusan a los encargados de este centro de readaptación de ejercer una conducta tiránica en contra de los internos que se encuentran supuestamente en vía de recuperación, cuando la verdad de las cosas es que no se les administra ninguna especie de medicamento tendiente a desintoxicar su organismo. Incluso, dijeron que la alimentación que ahí se les dá consiste en puro caldo de sopa de fideos.

Alejandro Barrón externó que durante su encierro observó muchas irregularidades, como el hecho de que las instalaciones son antihigiénicas; “los treinta internos que hay aproximadamente, defecan en botes o en cualquier recipiente, porque los servicios sanitarios se encuentran en pésimo estado, las instalaciones no tienen ni siquiera abanicos. Todo allí es un desastre y al parecer ninguna autoridad sanitaria se preocupa por revisar este lugar”, aseveró.

Expresó que no se explica por qué no se les administra ninguna medicina, si los familiares de los enfermos aportan dinero en efectivo para que los responsables compren los medicamentos y vitaminas necesarios que les ayuden a recuperarse de sus adicciones; “esos medicamentos, los encargados del centro los venden a otros internos, y se los venden a buen precio”, enfatizó el quejoso.

También denunció que “son obligados a realizar tareas de boteo, es decir, a recolectar dinero entre la población. Este dinero que se recaba supuestamente es para adquirir vitaminas, suero y otra serie de medicamentos para nosotros mismos, para limpiar nuestros cuerpos de las sustancias tóxicas que hemos ingerido, sin embargo, esto no sucede, porque el dinero que logramos conseguir se nos quita al llegar Centro de Alcoholismo, lo que quiere decir que tanto el director como el subdirector se quedan con él”, subrayó.

Asimismo, explicó “que aquellos internos que se rehúsan a la colecta se les impone un castigo que consiste en el encierro durante una semana, además de ser maltratados verbalmente, aunque no físicamente –aclaró-. No tengo porque echar mentiras, lo que te estoy diciendo es cierto, como el hecho de que nos mandan a ‘rastrojear’ frijol con el pretexto de allegarse fondos para el mejoramiento de las instalaciones y para nuestra recuperación; todo lo que se obtiene por la venta del frijol y del boteo va a parar a los bolsillos de estos señores, porque ni arreglan el inmueble ni compran medicinas”, asentó.

Por último, anunció que “no reciben ningún apoyo económico de parte de las autoridades de Tecuala. El único que nos apoyó con la cantidad de 2 mil 500 pesos fue el presidente municipal de Acaponeta, pero el subdirector José Ernesto Ravelo sólo reportó mil 500 pesos, o sea, que se enchalecó mil pesos, nomás en este caso, ya que a través de la colecta que hacemos se adquiere más dinero que va a engrosar las chequeras del director y del subdirector. Y esto les permite dar rienda suelta a sus bajos instintos, porque se dan el lujo de meter mujeres ahí (al centro) con las cuales sostienen relaciones sexuales. Por eso, nosotros nos escapamos, porque nos dimos cuenta de que en ese lugar no nos íbamos a rehabilitar, sino que íbamos a salir más loco, en vez de salir curados y cuerdos; en realidad, ese no es un centro de rehabilitación para alcohólicos o drogadictos, es más bien un centro de explotación que debería ser clausurado por las autoridades”, detalló Alejandro Barrón.w