AMLO ABANDONA A LA GENTE ANTE EL CORONAVIRUS

Ricardo Esquivel Castañeda


Las cifras de contagios y muertos por el coronavirus SARS-CoV-2 en México no paran, hasta el 25 de junio íbamos en 203 mil contagios y 25 mil defunciones. La situación es grave, crítica y como decía el Ing. Aquiles Córdova Morán, nuestro secretario general, “señalar la situación así no es hacer alarmismo, no es exagerar las cosas que están pasando en nuestro país”. Es simplemente ser realistas ante un gran problema y porque lo más preocupante es que el Gobierno prácticamente ha abandonado a su suerte a la gente en esta pandemia.
Ante esta tragedia, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sacó hace algunos días su “Decálogo para salir del coronavirus y enfrentar la nueva realidad”. No crea usted que habla de medidas para parar la crisis sanitaria y económica, sino más bien, “consejos o recomendaciones” para proteger al pueblo de México ante la pandemia.
Algunos de ellos son “tener un buen estado de ánimo”, “mantenerse optimista”, “alejarse del consumismo”, “darle la espalda al egoísmo”, recomendó “comer frijoles y maíz”, “considerar criar pollos en sus patios”, etc. Consejos para marear y distraer de los problemas reales a la población. Omite las cifras de muertos y contagiados que van en aumento, no menciona una política pública para atacar la pandemia, ningún proyecto para contender la covid-19 y tampoco menciona ningún proyecto o programa social para combatir la falta de alimento o apoyos a las empresas. Sus alcances llegan hasta recomendaciones, consejos para la gente y son carentes de seriedad.
Sólo pondré un ejemplo de un mandatario extranjero, el del presidente de Rusia, Vladimir Putin, para que podamos ver cómo se ve el problema del coronavirus en otros países. En una entrevista del 14 de junio hecha por la televisión Rossiya 1 y tomada por Sputnik Noticias, el presidente Putin dijo, “Rusia se recupera de la pandemia con daños mínimos”, en el cuerpo de la nota se dan datos interesantes para nosotros, se dice, “que hasta la fecha hay 528 mil contagios y 6.948 defunciones. Para frenar la propagación de covid-19 en el país, las autoridades rusas aprobaron una serie de medidas como la suspensión de vuelos, cierre de restaurantes, lugares de ocio y deporte y otros. Además, entre el 28 de marzo y el 12 de mayo en el país estuvo vigente el periodo de días no laborables. En esto último se sabe que se les dio su salario”.
“El gobierno ruso movilizó 8.800 millones de dólares para su fondo de reserva, que serán destinados para apoyar a los ciudadanos y los sectores económicos afectados por la pandemia del coronavirus”. Hasta aquí la nota.
Podemos ver de la nota que hay medio millón de contagiados, pero los muertos son casi siete mil, mucho menos que en México, lo que significa que en Rusia se atiende de mejor manera a los enfermos porque a su sistema de salud sí se le ha invertido. También allá, la gente, al cerrar sus fuentes de trabajo, recibieron un salario. En México, se deja que quiebren las empresas, aunque se afecte a millones de mexicanos. Y lo más llamativo de esto, es el dinero que se le destinan a la población y a las empresas rusas para ayudarles a enfrentar el problema. En nuestro país, ni se quiere ayudar con alimentos ni con efectivo a todos los que tienen en estos momentos problemas. El recurso, que es del pueblo, se le regatea.
¿Qué está haciendo entonces el Gobierno federal para luchar contra la pandemia?, prácticamente nada, sólo da consejos para encontrar la felicidad ante la tragedia.
El Presidente engaña a la gente cuando dice, “considero que ya pasó lo más difícil y lo más riesgoso”, cuando todos estamos viendo que las cifras de muertos y contagios no disminuyen. Él insiste que la gente debe de recobrar su libertad y seguir con sus vidas.
Detrás de sus consejos AMLO oculta algo más serio. El abandono a la gente ante la propagación del virus, no hay una política de estado que garantice cuándo se terminará con este problema, no se están tomando medidas sanitarias para detener la pandemia y tampoco quiere ver los problemas de la gente que está sin trabajo y sin comida.
Los mexicanos debemos de ver bien las cosas, no confundirnos, y en vez de conformarnos con criar pollos en nuestras casas y ser optimistas, como quiere AMLO, debemos exigir más seriedad y que se invierta dinero en salud y en la compra de alimentos y apoyos monetarios para los que se han quedado sin trabajo, y también que se apoye a las empresas para que no quiebren.