Agua eléctrica y luz potable

Dicen las malas lenguas que la praxis política de antaño no tenía el interés de hoy. No había tanta pasión, ni tampoco el divisionismo de ahora. Pese a todo, señalan que los que incursionaban en estas actividades eran gente “de pueblo”, sencillos y ocurrentes. ¡Cual despliegue publicitario?… Ni siquiera había “arranques” ni “cierres” de campañas, al menos no tan ostentosas como los de las últimas fechas.

¡Ahora hasta precampañas hay!; y con tiempos limitados. Pero más inconcebible aún es la descomposición de los partidos políticos. ¡Me cai que no tienen madre!… Y por si fuera poco, aquellos que aspiran a un puesto de elección popular están sujetos a lo que dictaminen los caciques, a las negociaciones que se hacen entre ellos, incluso entre partidos distintos…

Por otro lado, la política parece ser que se volvió más solemne. Pocos son los que recurren ahora al discurso irónico, a las puntadas y a los chascarrillos que en otros tiempos hicieron las delicias de los cronistas y comentaristas del acontecer político.

Muchos de aquellos viejos políticos provenían de las clases populares, o a lo más, de las medias. Sin embargo, actualmente un número importante se mueven dentro del mundo de las empresas, profesionistas egresados de prestigiadas universidades. Conducen vehículos ostentosos y visten elegantemente.

A propósito, en el municipio de Ahuacatlán –al igual que como ocurre en otros lados— hay algunos aspirantes a regidores que ni siquiera conocen sus demarcaciones.

Se conoce el caso por ejemplo de una mujer radicada en esta cabecera, pero oriunda de otro estado de la República que aspiraba a la Presidencia Municipal de Ahuacatlán, la cual inició su “precampaña”, ¡en el poblado de Los Aguajes!”, del municipio de Jala.

Hasta ese grado llegan las cosas. La mujer ésta acudiría hasta aquella localidad situada en la Meseta de Jala. Realizó algunas visitas “casa por casa”. Conversó con grupos organizados, hasta que se dio cuenta de su error. La anécdota ha sido utilizada por sus adversarios a manera de chascarrillo.

Por ahí se habla también de un aspirante a regidor que también habita en esta cabecera municipal el cual, queriendo presumir a sus amigos, les indicó que ¡todos los habitantes de La Ciénega estaban con él!; pero fueron sus mismos compañeros los que lo rectificaron, pues el citado aspirante pretende participar por el distrito 1, cuya demarcación no incluye al referido poblado.

Se cuenta también de un aspirante a presidente municipal que “de manera involuntaria” cometió el mismo error en el que incurrió hace algunos años el famoso “bocho” al confundir los términos durante un acto político.

Este otro aspirante, cuyo nombre nos reservamos para no exponerlo al escarnio de los habitantes, había acudido al poblado de Santa Isabel, a fines de la semana pasada; pero al dirigirse a unas personas que se encontraban reunidas en un corral, les aseguró que de ser electo presidente municipal “¡mejoraría la luz potable y el agua eléctrica!”. Ahí mismo le señalaron su error y él mismo soltó una carcajada.

0 Comments Join the Conversation →

Deja un comentario