27 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DEL TEATRO

CON PRECAUCIÓN
Sergio Mejía Cano

El 27 de marzo se decretó en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, las Ciencias y la Cultura (UNESCO), como el Día Internacional del Teatro. Un arte que, al parecer, por lo que respecta a Nayarit, se ha dejado de lado, al no dársele el apoyo necesario para su desarrollo, tal y como debiera ser por lo que significa este maravilloso arte escénico, pues se ha desatendido de tal manera que hoy en día para las nuevas generaciones es prácticamente desconocido.

El maestro Luis Alberto Bravo Mora, director del Laboratorio de Arte Teatral y Escénico de Nayarit (LATEN), sito en la calle Morelos 139 oriente, en el Centro Histórico de la capital nayarita, citó a una conferencia de prensa, en céntrico café al poniente de Tepic, para dar a conocer sus puntos de vista respecto a lo que ha sufrido el Teatro en estos últimos años; daños que se agrandaron debido a la pandemia en que se tuvieron que suspender las obras que se pretendían escenificar y que, por lo mismo, no se llevaron a cabo, hasta el día de hoy que, con las restricciones de salud requeridas, poco a poco se han abierto para que se vuelva a dar promoción al lo que significa la actuación en teatro; un arte que, en cierta medida, cuando apareció el llamado séptimo arte, el cine, y posteriormente la televisión, se pronosticó que, el arte teatral desaparecía sin remedio. Sin embargo, esto no ha sucedido tal y como se predijo, pues hoy en día el arte escénico está más fuerte que nuca, lo malo es que no se le da el apoyo necesario para su difusión, debido al abandono de los gobiernos en sus tres niveles que últimamente no se le han dado al arte teatral; aunque en sí, los amantes del teatro, así como público en general que no cejan en que este arte no se abandone, siguen en la lucha para que se dignifique lo que significa un arte escénico que a través de los siglos ha perdurado por todo lo que significal representar lo cotidiano de la vida y, más allá, representar en un escenario los aconteceres diarios de la humanidad.

El maestro Bravo Mora, quien por cierto es integrante de la Unión de Columnistas y Articulista de Nayarit (UCAN), abrió su exposición respecto al Día Internacional del Teatro, citando una frase del dramaturgo mexicano Luis de Tavira: “no todo es teatro, porque si todo fuera teatro, entonces nada sería teatro”. Y enseguida expuso sus puntos de vista respecto a lo que ha sufrido el teatro en los últimos años, no nada más a nivel nacional, sino también y significativamente en Nayarit, pues señaló Bravo Mora que ahora se tienen grandes esperanzas al entrar en funciones la nueva directora del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes en Nayarit (CECAN), Gloria Pérez, quien, por cierto, recibió esta dependencia con un sin fin de dificultades heredadas por sus anteriores directores y en sí con infinidad de problemas muy difíciles de resolver en lo inmediato; pero se persiste en la esperanza de que todo se llegue a normalizar en bien de esta bella arte que es la escénica, porque desde hace poco más o menos de dos años, el teatro pareciera que entró en una crisis de exterminio entre sus propios hacedores, y es inquietante y desolador, porque no es la primera vez que pasa al teatro a través de la historia.

El teatro ha pasado varias epidemias a lo largo de su vida y, hoy en día, aunado a esto de la pandemia, para algunos personajes, tal y como lo afirmaron otros anteriormente al referirse a que el cine y la televisión acabarían con el teatro, los hechos han hablado por sí mismos, pues el teatro sigue vigente a pesar de sus detractores. Porque ahora, en estos tiempos de pandemia, debemos preguntarnos si esto seguirá, porque entonces debemos recurrir a la empatía; aunque queda claro que esa empatía se ha perdido, pues debido a la pandemia, esa empatía se ha estado perdiendo porque hoy en día ya no podemos saludarnos como antaño; no nos podemos saludar de mano, no nos podemos abrazar, no nos podemos decir lo clásico en un saludo de desearnos un buen día, un cuídate mucho, etcétera.

El maestro Luis Alberto Bravo Mora dice que, a pesar de ser egresado de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), se siente en cierta forma decepcionado de la misma institución universitaria, cuando se enteró de que lo que respecta a lo del Arte y la Cultura es dependiente de la intendencia, manejada por el Sindicato de Empleados y Trabajadores de la UAN, en manos del señor Luis Manuel Hernández Escobedo.

Sea pues. Vale.